La Policía deja la comisaría del Intercambiador de Sol por las altas temperaturas

Es el tercer verano sin aire acondicionado ni ventilación en las instalaciones lo que fuerza su traslado

Se está a la espera de ubicarla en otras dependencias mientras dure la situación

En su interior se alcanzan más de 27 grados, con una humedad por debajo de lo permitido

Los sindicatos policiales piden reacondicionarla

madrid

| 12.06.2017 - 17:53 h

La Policía Nacional deja de estar en el intercambiador de transportes de Sol (con Metro y Cercanías) porque las altas temperaturas que se registran en las instalaciones, sobre todo, en verano, no les impiden trabajar en buenas condiciones. Fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid han explicado a que las condiciones no son saludables para los agentes y que se cierra el trabajo de oficina pero no afectará al servicio que se efectúa en la red de Metro. Es el tercer verano en el que falta aire acondicionado y ventilación.

Así lo han confirmado fuentes de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, que han precisado que se trata de unas instalaciones ubicadas dentro del Metro que no cuentan con las condiciones adecuadas para que los agentes trabajen allí y, de hecho, los que siguen allí hoy lo hacen de manera voluntaria, ni para atender a los ciudadanos que acuden a denunciar ni a los detenidos.

Según ha adelantado Voz Populi, la solución para que la comisaría se reabriera pasa por la instalación de una rejilla en la Puerta del Sol que serviría para la toma y salida de aire, pero el Ayuntamiento no estaría de acuerdo con esa obra, que pagaría Renfe, como los trabajos iniciales que se llevaron a cabo en su inauguración.

Esta comisaría de la Brigada Móvil de Madrid se abrió en el intercambiador Sol-Cercanías en febrero de 2010, pocos meses después de que se inaugurara la nueva estación de Cercanías, con la finalidad de incrementar la seguridad de los 52.000 viajeros que cada día pasan por estas instalaciones.

Son unas instalaciones de 800 metros cuadrados divididos en dos plantas que acogían hasta ahora las dependencias de la Jefatura del Sector Móvil y del Grupo Operativo de Metro. También disponen de una Oficina de Denuncias y Atención al Ciudadano (ODAC) en las que se atendía a las diferentes necesidades de los usuarios.

Por otro lado, contaba con calabozo y se instaló una cabina telefónica dotada de cuatro teclas -para castellano, inglés, francés y alemán, especiales que contactan automáticamente con el número de denuncias telefónicas y redirigen la llamada al operador del idioma correspondiente.

Ante esta situación, se han colocado carteles en las inmediaciones de la comisaría donde se informa del cierre temporal y se recomienda acudir a la Comisaría de la calle Leganitos en caso de tener que presentar alguna denuncia.

La Comisaría de Policía se encuentra en las instalaciones de Renfe en la estación de Sol. Desde Policía se trasladó la opción de construir un conducto de ventilación para estas dependencias con dos opciones. Una de ellas consistía en instalar en una de las paredes de las instalaciones de Metro una rendija de entrada de aire.

Esta opción fue rechazada por Metro de Madrid al entender que afectaba a sus usuarios, según han explicado a Europa Press fuentes del suburbano. Desde Metro se instó a buscar otras alternativas para desplegar el mencionado conducto de ventilación.

Otra opción planteada era la de instalar un conducto de ventilación con una rejilla con salida a la calle (Puerta del Sol).

LOS SINDICATOS POLICIALES PIDEN ACONDICIONARLA

Los principales sindicatos de la Policía Nacional han apoyado el cierre de la comisaría de la estación de Metro y Cercanías de Sol porque tras varios meses de denuncias y una sentencia no se han solucionado los problemas de acondicionamiento que soportaban los agentes y ciudadanos que acudían a denunciar, ya que soportaban unas temperaturas superiores a 30 grados en verano.

El portavoz de la Unión Federal de la Policía (UFP), Serafín Giraldo, ha asegurado que el desalojo de la comisaría se produce después de haber pasado un año de notificarse una sentencia de los Juzgados de lo Social, a instancias de una denuncia de todos los sindicatos, que confirmaba que "no se daban las condiciones idóneas" para el trabajo de atención al público en dichas instalación. Giraldo ha explicado que los pocos agentes que aún quedaban en esas estancias han sido redistribuidos a otros departamentos dentro de la Brigada Móvil de la Policía Nacional. Y ha pedido que cuanto antes se instale aire acondicionado en las instalaciones.

Por su parte, el portavoz del Sindicato Unificado de la Policía (SUP), Ramón Cosío, ha indicado que la comisaría estaba prácticamente inoperativa desde hacía bastantes meses y ya no ofrecía servicio de atención al público porque "no se daban condiciones mínimas para poder trabajar, un riesgo laboral por las elevadas temperaturas que soportaban los agentes". Cosío ha explicado que las obras que se hicieron en dicha comisaría se ejecutaron "mal", por lo que los agentes se han ido desplazando a otros destinos de la Brigada Móvil como Nuevos Ministerios y Méndez Alvaro.

Por su parte, desde la Confederación Española de la Policía (CEP) Alfonso Gálvez ha justificado al decisión de que los agentes dejen esta comisaría por las "lamentables condiciones" en las que trabajan, pero ha indicado que los ciudadanos "pueden estar tranquilos, ya que pueden interponer las denuncias en comisarías cercanas". "Siempre hay dinero para todo y para todos, menos para la Policía", ha apuntado.

En parecido sentido se ha pronunciado el secretario de organización Sindicato Profesional de la Policía (SPP), Ramón Romalde, que considera que "es la mejor medida que se puede tomar porque dos años después de haber denunciado este problema en unidad de acción entre todos los sindicatos, las administraciones no lo han arreglado". Así, ha criticado que las distintas administraciones implicadas (Policía, Metro, Renfe y Ayuntamiento) no se hayan puesto de acuerdo en solucionar el problema de acondicionamiento de la comisaría, por lo que pide que se reúnen para solucionar estas cuestiones "burocráticas" y así los agentes puedan volver a dar servicio en la zona de forma adecuada.