El billete sencillo de Metro sube este martes en Madrid sin que haya aun control en torniquetes

Cavero no descarta volver a subir el precio del transporte público en 2013

Insiste en que el precio que pagan los usuarios del Metro de Madrid supone el 40% del coste

Asegura que los incrementos en el precio del billete serán "en línea a la inflación"

madrid

| 25.06.2012 - 12:45 h
REDACCIÓN

El nuevo billete sencillo de Metro, que costará entre 1,5 y 2 euros según el trayecto recorrido, entra en vigor mañana martes en Madrid, sin que los torniquetes de salida tengan un sistema electrónico de control, por lo que el consejero madrileño de Transportes ha pedido "civismo" a los ciudadanos.

El consejero de Transportes e Infraestructuras, Pablo Cavero, ha presentado hoy el nuevo título por tramos en la estación de metro de Pueblo Nuevo, donde ha recordado que el sencillo para la Zona A seguirá costando 1,5 euros en trayectos de hasta cinco estaciones, que es el que recorren "el 50% de los usuarios de este billete", en su mayoría "viajeros ocasionales". A partir de seis estaciones, costará diez céntimos más por estación hasta un techo de 2 euros, ya que a partir de diez estaciones el precio no variará.

Ha recordado que los usuarios "sólo pagan 4 de cada 10 euros" del coste real del transporte y que Metro de Madrid tiene que hacer frente a un déficit operativo de 800 millones de euros anuales.

Cavero ha probado una de las máquinas expendedoras, en las que se ha instalado un software que calcula automáticamente la tarifa en función del recorrido, y el usuario sólo tiene que pulsar, en un menú que se despliega en la pantalla por orden alfabético, sobre el nombre de la estación de destino.

Aunque las máquinas expendedoras de billetes funcionan como las del Cercanías de Renfe, no así los torniquetes de salida, a los que no se ha incorporado, por el elevado coste económico que supone, ningún dispositivo que bloquee la salida de un usuario que no haya pagado la tarifa correspondiente al tramo recorrido.

Preguntado cómo se controlará el uso de este billete, Cavero ha señalado que el control de salida se hará por parte del personal revisor de Metro, como ya ocurre en toda la Zona A, que abarca la parte central de la ciudad.

El consejero ha pedido "civismo" a los ciudadanos en el uso del nuevo billete y, al personal de Metro, "la máxima diligencia" a la hora de realizar controles.

Cavero espera "que los usuarios madrileños se acostumbren lo más rápido posible" al nuevo sistema, y que el personal de vigilancia tenga algo de "paciencia en las primeras semanas" hasta que los usuarios se adapten.

Por otra parte, tambien este martes entra en vigor el nuevo abono de diez viajes de la EMT con derecho a transbordo, que costará 18 euros. El nuevo título multiviaje Bus+Bus permitirá realizar un transbordo entre líneas diferentes de la EMT en un periodo de 60 minutos tras la primera validación del billete.

NO DESCARTA NUEVAS SUBIDAS EN 2013 SI NO QUEDA MAS REMEDIO

El precio del transporte público podría volver a subir en la Comunidad de Madrid a principios del próximo año 2013 "si no hay más remedio", según ha señalado este lunes el consejero de Transportes del Gobierno regional, Pablo Cavero, que ha apuntado que los incrementos en el precio del billete serán "en línea a la inflación".

Cavero lanzaba esta posibilidad tras volver a insistir en que el precio que pagan los usuarios del Metro de Madrid con el precio del billete supone un 40 por ciento "de lo que cuesta" financiar el suburbano, por lo que cada año, como titular de Transportes, se ve obligado a "pedir" a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, 800 millones de euros con el objetivo de "equilibrar las finanzas" del Metro. "De ahí que el plan de optimización que hemos lanzado parte de mejorar los ingresos, reducir los gastos superfluos y, si no hay más remedio, a principios de año actualizar las tarifas en línea a la inflación del transporte", ha manifestado.

Cavero se ha referido a la financiación con dinero público de 800 millones de euros como "brecha" y "déficit estructural", y ha apuntado que tiene como "reto" hacer de esta diferencia "lo menor posible". El objetivo, según ha dicho, es convertir al suburbano madrileño en "un transporte sostenible", tras hacer hincapié en que el "déficit" de Renfe "sólo para Madrid" era inferior al de Metro.

Preguntado por la posibilidad de que la empresa pública adelante su hora de cierre determinados días de la semana, Cavero ha señalado que se trata de una idea "potencial", pero que "como estas, hay otras ideas".