Cientos de madrileños recorren en coche el centro de Madrid en protesta contra la ley Celaá

La protesta contra la ley Celaá recorre el centro de Madrid
La protesta contra la ley Celaá recorre el centro de Madrid |EFE

Coches con pasquines amarillos y naranjas con el lema "Stop ley Celaá" recorren este domingo el centro de Madrid para protestar contra la reforma educativa aprobada en el Congreso, al considerar que "ataca" la libertad de los padres para escoger la enseñanza que quieren para sus hijos.

En la Plaza de Cibeles, los organizadores -la plataforma 'Más Plurales. Más Iguales. Más Libres'- encabezan esta protesta. Junto a los participantes se puede ver también una furgoneta amarilla con la frase "Queridos Reyes Magos, os pido libertad de enseñanza".

El secretario general de la Federación de Sindicatos Independientes de Enseñanza (FISIE) de Madrid, Francisco José del Castillo, ha querido lanzar "un último grito" para decirle al Gobierno que no están de acuerdo con esta ley "injusta" que "ataca" la libertad de los ciudadanos y la libertad de elección de las familias.

Con ello, según el portavoz de esta federación y de la plataforma "Más Plurales", Javier Muñoyerro, también se ponen en "serio peligro" miles de puestos de trabajo, tanto de profesionales de la enseñanza como de personal de administración y servicios de colegios concertados.

"Estamos, una vez más, para protestar contra esta norma, porque no es el momento ni las formas de tramitar una ley orgánica", ha añadido Muñoyerro, que ha asegurado que las marchas en coches convocadas en todas las capitales de provincia de España están discurriendo "con normalidad".

La Lomloe tiene "una enorme carga ideológica que restringe duramente derechos y libertades individuales y colectivos", dice el manifiesto

Después de recorrer el centro de Madrid, los manifestantes han censurado en un manifiesto que la nueva ley llegue "desde la imposición" y han avanzado que continuarán diciendo 'no' al texto hasta que cambie nuevamente tras un "verdadero" pacto.

Argumentan que la Lomloe tiene "una enorme carga ideológica que restringe duramente derechos y libertades individuales y colectivos" y que "atenta contra la libertad de enseñanza proponiendo una drástica reducción del pluralismo y del derecho a elegir de las familias".

Los convocantes critican que se haya vetado la participación de la sociedad civil en la elaboración de la ley y los ataques a la educación concertada

En el manifiesto, los convocantes -la plataforma 'Más Plurales. Más Iguales. Más Libres'- critican que la ley llega "sin diálogo, sin negociación, sin consenso político y social" y con una tramitación parlamentaria "exprés" en la que "se ha vetado la participación de la sociedad civil", todo ello "en medio de una excepcional pandemia mundial" que requiere un "enorme sacrificio" para familias, alumnado y personal educativo.

La lectura ha corrido a cargo el presidente de la Confederación Nacional Católica de padres de familia y padres de alumnos (Concapa), Pedro Caballero, y la presidenta de la Confederación de Padres de Alumnos (Confapa), Begoña Ladrón de Guevara, en un estrado instalado frente al Palacio de Cibeles, donde también se han subido tres personas vestidas de los Reyes Magos con un buzón de cartón con el siguiente texto: 'Queridos Reyes Magos, os pido libertad de enseñanza'.

Además de rechazar la ley "con contundencia", rechazan asimismo las "calumnias y falsedades que se están vertiendo sobre la enseñanza concertada" con el "único propósito de desprestigiar a un sector que contribuye de forma muy positiva a la educación y formación de una buena parte de la sociedad".

Exigen a las administraciones la financiación adecuada de los centros educativos

"La concertada, la religión, la diferenciada, la educación especial, no son problemas reales del sistema educativo, pero esta ley quiere su desaparición", señala el manifiesto que se ha leído mientras continuaban circulando coches con pasquines amarillos y naranjas.

Defienden, asimismo, la "pacífica y armónica" convivencia de las tres redes de enseñanza -pública, privada concertada y privada- y subrayan que "no aceptamos que la Lomloe permita imponer la distribución del alumnado basada en la planificación arbitraria de la administración por encima de necesidades reales de escolarización manifestadas por las familias".

También exigen al Estado y a las administraciones que "cumplan" con su "obligación de financiar adecuadamente los centros educativos públicos y concertados", que se "respeten" los derechos y acuerdos internacionales sobre la asignatura de religión, y piden al Gobierno central una "dotación suficiente de recursos para atender a los alumnos con discapacidad en los centros ordinarios y en los colegios de educación especial".