El jurado declara culpable de asesinato a Javier Ceballos por el crimen de Rivas en 2016

Imagen de los acusados en el crimen de Rivas
Imagen de los acusados en el crimen de Rivas |TELEMADRID

Un jurado popular de la Audiencia Provincial de Madrid ha declarado a Javier Ceballos culpable del asesinato de un joven de Rivas Vaciamadrid en agosto de 2016, así como de un delito de profanación del cadáver por deshacerse del cuerpo en una finca de El Pardo. La acusación particular reclama que se le condene a 25 años de prisión, mientras que la fiscal pide una pena mínima de 15 años y un día. La defensa se ha adherido a esta última petición

En su declaración, el autor confeso admitió el crimen, pero alegó que lo hizo en defensa propia después de que el fallecido no se quisiera ir de su casa tras una noche de consumo. Además, negó haber descuartizado y quemado el cadáver.

El homicida de un joven de Rivas admite que lo mató por su grave adicción y exculpa a 'Paco El Loco'

El jurado no cree su versión y determina que lo mató por sorpresa, algo que siempre ha defendido la familia ya que la víctima era una persona corpulenta y aficionado a las artes marciales. Asimismo, le culpa de haberse deshecho del cuerpo, que hasta ahora no ha aparecido.

Uno de los cuatro acusados queda libre de cargas

Del juicio celebrado contra cuatro acusados, solo la expareja de uno de los procesados ha resultado libre de cargas. Había sido acusada de encubrir el crimen al ayudar a trasladar el cuerpo, un hecho que no ha sido probado.

El jurado ha declarado culpable de encubrimiento a Francisco Gomara-López, alias Paco 'El Loco'. Ahora tienen que deliberar si ayudó a Ceballos descuartizar el cuerpo.

‘Paco el loco’ niega su implicación en el crimen de Rivas y dice que nunca vio el cadáver

Asimismo, considera que David Tena, el dueño del piso donde se cometió el asesinato, encubrió el crimen. En su declaración, el acusado sostuvo que Ceballos le comentó que no hablara de lo sucedido en su casa, alegando miedo insuperable.

Un crimen por drogas

Según la Fiscalía, los hechos se produjeron sobre la una de la madrugada del día 10 de agosto de 2016. Javier Ceballos y A.P. se encontraban en una vivienda de Rivas Vaciamadrid, donde se originó una discusión entre ambos, supuestamente por un asunto de drogas. Tras ella, se produjo el crimen. El autor confeso habría pedido ayuda para deshacerse del cuerpo, que fue quemado y esparcido por una finca de El Pardo.