UGT y CCOO piden a Aguirre negociar los servicios mínimos del 29-M en Madrid

UGT y CCOO de Madrid van a enviar una carta a la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, para manifestarle su "disposición y exigencia de negociar los servicios mínimos de los servicios públicos esenciales" para la huelga general del 29 de marzo contra la reforma laboral. Así lo ha anunciado hoy el secretario general de UGT-Madrid, José Ricardo Martínez, que ha asegurado que los sindicatos no piensan "aceptar una imposición de servicios mínimos que con el tiempo se declaren ilegales".

Martínez ha recordado que eso sería "prevaricación" y se ha mostrado convencido de que el Gobierno de Aguirre "no querrá prevaricar".

Para poner en común su preocupación por la reforma laboral y hablar del 29-M, se han reunido hoy los secretarios generales de UGT y CCOO con el líder del Partido Socialista de Madrid (PSM), Tomás Gómez, que ha dicho que si él "tuviera una relación laboral haría huelga el día 29".

Gómez ha asegurado que "los afiliados del Partido Socialista van a hacer huelga el 29 de marzo y van a intentar influir a título individual en todo aquel sobre el que tengan influencia para que también secunden la huelga". Para el secretario general de los socialistas madrileños, la "contrarreforma" laboral de Rajoy es "lo más grave sucedido nunca en nuestro país en tiempos de democracia" y refleja que el Gobierno del PP es "débil con los fuertes y fuerte con los que considera débiles".

Por ello, ha hecho hincapié en que los socialistas madrileños están "de la mano de los sindicatos en todas las movilizaciones que están convocando y que vayan a convocar".

Por su parte, Javier López ha afirmado que "quienes intentan sembrar el miedo serán víctimas de él" y ha pedido "unidad" frente a los que "intentan dividir".

López ha sostenido que las movilizaciones contra la reforma laboral "también son de los votantes del PP que están en paro o que saben que su puesto de trabajo está en juego", mientras que José Ricardo Martínez ha vuelto a arremeter contra el presidente de la CEIM y vicepresidente de la CEOE, Arturo Fernéndez, al que ha señalado como el "gran despedidor" de la Comunidad de Madrid. "Yo le señalo con el dedo acusador de ser el gran despedidor de la Comunidad de Madrid de Madrid como representante de los empresarios", ha sostenido Martínez, quien ha indicado que es un "empresario especulador con la vida de los trabajadores de esta Comunidad".