Rajoy presenta en el Congreso el aval de la Unión Europea a su “ajuste realista y equilibrado”

Rajoy presenta en el Congreso el aval de la Unión Europea a su “ajuste realista y equilibrado”

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha admitido que la corrección de las cuentas públicas tendrá "un costo" en términos de crecimiento en el corto plazo, al tiempo que ha asegurado que ha decidido aceptar el déficit del 5,3% planteado por Bruselas porque es "consciente" de que hay que mantener siempre "el máximo nivel de coordinación y consenso" con los socios europeos. Durante el Pleno del Congreso de los Diputados, Rajoy ha asegurado que la consolidación de las cuentas es una "condición necesaria" para superar la crisis y un "requisito imprescindible" para volver a la recuperación económica y la creación de empleo, aunque no sea "suficiente".

Rajoy se ha referido al déficit público que ha planteado Bruselas para España, del 5,3% frente al 5,8% que había fijado el Ejecutivo, y ha asegurado que "lo sustancial" es que se ha modificado el 4,4% que figuraba en el anterior programa de estabilidad por una cifra más "racional y asequible"."Se ha reconocido la solidez de nuestros argumentos, aunque se nos ha pedido un mayor esfuerzo este año y uno menor el año que viene", ha dicho Rajoy, para quien el planteamiento de Bruselas supone un "aval" al principio de ajuste "realista y equilibrado" que defendía el Gobierno y que ha sido "entendido y apoyado" por las instituciones europeas".

TODAS LAS ADMINISTRACIONES TENDRÁN QUE ESFORZARSE

En este sentido, ha asegurado que todas las administraciones tendrán que hacer un esfuerzo para cumplir con la consolidación fiscal, aunque será el Estado Central el que asuma el ajuste adicional de 5.000 millones, mientras que las administraciones territoriales harán un esfuerzo mayor en 2013. El jefe del Ejecutivo ha asegurado que el propósito del Gobierno siempre ha sido el cumplimiento "estricto" de las normas del Pacto de Estabilidad y Crecimiento porque sin las mismas, la zona euro caería en "descrédito", lo que tendría consecuencias "inaceptables" para Europa y España.

EN MAYO, RECOMENDACIONES DE BRUSELAS

A partir de entonces y a mediados de mayo, la Comisión Europea publicará sus previsiones de crecimiento y evaluará los Programas de Estabilidad y de reformas de los estados miembros, para presentar después al Consejo una recomendación con las sugerencias particulares de correcciones para cada estado, que se validarán a finales de junio. El presidente del Gobierno, que ha repasado la declaración final del Consejo Europeo y las recomendaciones elaboradas, se ha referido también a la necesidad de restaurar el crédito de la economía y, por tanto, de completar la reforma regulatoria del sector financiero. "Es una condición necesaria para mantener la confianza de los agentes económicos", ha dicho.

En este sentido, ha resaltado la importancia de hacer "lo posible" por favorecer la circulación del crédito hacia las actividades productivas y poner en marcha medidas que "despejen cualquier duda" sobre la solvencia y liquidez de las entidades financieras.

REFORMA FINANCIERA

De hecho, ha repasado la reforma aprobada por el Gobierno para disipar las dudas sobre la valoración de los activos inmobiliarios para "atajar de raíz el problema" y acercar la valoración de los activos a la del mercado. "El resultado del proceso será un sector bancario saneado, capitalizado, con menos entidades, sin duda, pero más eficientes y con capacidad para acceder a financiación en los mercados internacionales", ha añadido.

De la misma forma, ha recordado que en otras sesiones se estableció un marco de propuestas para impulsar el crecimiento y la competitividad, y ha recordado que España tiene una gran tarea por delante, ya que tiene que recuperar el terreno perdido porque la pérdida de competitividad es uno de los problemas "más acuciantes".

MAS INICIATIVAS EN PROXIMAS SEMANAS

En esta línea, el líder del Ejecutivo ha asegurado que el Gobierno ya trabaja en una política reformista para mejorar la competitividad en la industria, apoyar el espíritu emprendedor, reforzar la unidad de mercado, potenciar la innovación y racionalizar los costes de la energía, entre otras cosas. "Son algunas de las materias sobre las que el Gobierno presentará iniciativas en las próximas semanas", ha adelantado.

Asimismo, ha asegurado que el Gobierno acometerá una "profunda reforma" de las administraciones públicas para que respondan mejor a las necesidades de los ciudadanos y garanticen el mejor uso de los recursos públicos, de forma que sean gestionados de forma "austera y eficiente". De hecho, el Gobierno reducirá cerca del 20% el número de empresas públicas y creará una Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno, entre otras cosas.

RUBALCABA OFRECE A RAJOY UN GRAN DEBATE CON LAS CCAA EN DEFENSA DL ESTADO SOCIAL

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, considera que España habría obtenido "más margen" de maniobra para fijar los objetivos de déficit de este año y el próximo si el Gobierno hubiera presentado ya los Presupuestos Generales del Estado, porque eso habría permitido "un debate sosegado sobre las posibilidades de la economía española para hacer un ajuste u otro".En su réplica al presidente, Mariano Rajoy, en el debate sobre el último Consejo Europeo celebrado en el Pleno del Congreso, el líder socialista ha defendido que todo el tema del límite del déficit para este año "se podría haber enfocado de otra forma si se hubieran presentado los presupuestos", cuyo retraso ha vuelto a imputar a las elecciones autonómicas en Asturias y Andalucía el próximo 25 de marzo. "Creo que eso es lo que cree todo el mundo en Bruselas", opina.

Por ello, si ya se conocieran las cuentas públicas para 2012 y las partidas que sufrirán recortes, "podría haber habido un debate sosegado sobre las posibilidades de la economía española para hacer un ajuste u otro". "Y es muy probable que como asisten al Gobierno español buenas, solventes, razones económicas para pedir una flexibilización de la senda de estabilidad, hubiéramos obtenido un mayor margen de maniobra", ha dicho. Así, ha recordado que el medio punto adicional exigido por la CE significa un ahorro extra de 5.000 millones, "muchísimo dinero". "No deberíamos minimizar el asunto, porque no es poco el margen de maniobra que hemos perdido", ha insistido, criticando que, en lugar de eso, el Gobierno optara por "hacer un ejercicio de soberanía fiscal al lado de la habitación donde se estaba pactando una cesión de soberanía fiscal".

CIFRA ALEATORIA

Con respecto a la cifra del 5,3% fijada finalmente por la Comisión Europea como objetivo de déficit para España en este ejercicio, Rubalcaba ha aplaudido que se haya flexibilizado (con respecto al 4,4% exigido inicialmente), aunque ha reprochado a la CE su "fetichismo numérico", al haber elegido una cifra sin aportar argumentos "solventes desde el punto de vista económico". Además, el socialista ha defendido que lo "razonable" sería fijar un "ajuste menor" este año, cuando se prevé que la economía "vaya peor" y "dejar el grueso para el año en que la economía va a ir mejor", para alcanzar así en 2013 el 3% establecido en el Pacto Fiscal. "La UE al final ha dividido en dos (el ajuste), lo cual me parece, sin tener fundamentos económicos, una decisión cuanto menos discutible", ha reprochado.

Como también ha aprovechado para criticar que el Gobierno mantuviera la votación "surrealista" del techo de gasto y del objetivo de déficit para la sesión plenaria de este martes a pesar de que no incluía las cifras definitivas autorizadas por Bruselas. "No sé si llamarlo improvisación; seguramente es todo fruto de un sesudo análisis de la economía española", ha ironizado.

SUBIDA DE IMPUESTOS

En cualquier caso, aprobados el límite de déficit y el techo de gasto en la Cámara baja, ahora queda por saber de dónde ahorrará el Estado esos 5.000 millones de euros más. En este sentido, Rubalcaba considera que el déficit se ajustará con "más ingresos y menos gastos", por lo que ha preguntado a qué subidas fiscales se refería el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, cuando ayer dejó la puerta abierta a tocar impuestos que no sean "inequitativos e injustos". Así, Rubalcaba ha reconocido que su grupo prefiere "tocar los impuestos sobre el alcohol y el tabaco antes que establecer el copago sanitario" así como "recortar en Defensa antes que en Educación", y ha reclamado que se abra un "debate nacional" donde se establezcan las "prioridades nacionales". "Estas son decisiones que nos toca tomar en conjunto porque nos afectan a todos", ha dicho.

En este sentido, ha afeado a algunos miembros del Gobierno que apelen de forma habitual al argumento de la "herencia recibida" para justificar sus medidas, y ha recordado que "las decisiones que toma un Gobierno son del Gobierno"."Si decide subir IRPF en lugar de reformar Patrimonio y Grandes Fortunas es una decisión del Gobierno; y si decide bajar gastos de investigación al desarrollo y extender las deducciones por vivienda y darles carácter retroactivo, también. Nada tiene que ver con la herencia recibida", ha defendido.

DEBATE NACIONAL SOBRE SERVICIOS ESENCIALES

También ha hecho referencia al ajuste exigido a las comunidades autónomas, cuyo "margen de maniobra es menor que el del Estado" ya que "sus ingresos se fijan" en el Congreso y "su gasto está muy concentrado en servicios sociales" que, a su juicio, no se deberían tocar aunque sí ha planteado la posibilidad de convertir algunas transferencias en "finalistas" para "proteger los servicios esenciales". "Por eso hay que reflexionar sobre los ajustes entre todos. No es sólo cuestión de cuánto tiene que hacer cada administración, sino que el problema es qué hacemos el conjunto de las administraciones. No se trata de escurrir el bulto y ser más flexible con quien peor lo hace", ha afirmado, reclamando también mayor esfuerzo en la lucha contra el fraude fiscal.