Quince menores detenidos por acosar a dos hermanos en un instituto de Madrid

Desmantelan un punto de venta de droga cerca de colegios en Móstoles
Desmantelan un punto de venta de droga cerca de colegios en Móstoles

La Policía Nacional ha detenido a quince menores de 14 a 16 años por acosar a dos hermanos de 13 y 15 años, alumnos la mayoría de un instituto del distrito de Usera (Madrid), a quienes agredían, vejaban y humillaban.

Fuentes policiales han indicado que los detenidos grababan con sus móviles sus acciones de acoso a sus víctimas y las difundían por redes sociales.

Debido al maltrato sufrido, los dos menores habían dejado de asistir al instituto desde hace más de un mes.Las detenciones se practicaron el pasado 15 de diciembre, cuando los hermanos estaban en el portal de su casa y el grupo de detenidos comenzó a arrojarles piedras.

Los hijos habían dejado de ir al colegio

Ante esta situación, la familia de los chicos llamó a la Policía, que detuvo a los quince agresores. Según indica el padre de las víctimas, reconoció a los agentes que no había denunciado nunca aunque confirmó que sus hijos sufrían esas agresiones y habían dejado de ir al centro escolar por miedo.

Tras la detención, los menores fueron trasladados al Grupo de Menores de Policía Judicial y puestos a disposición de la Fiscalía de Menores por un presunto delito de acoso escolar.

La Comunidad cree que no ha habido acoso escolar

La Comunidad de Madrid cree que "no se trataría de un caso de acoso escolar", han señalado fuentes de la Consejería de Educación.

Según las mismas fuentes, la Inspección Educativa de la Comunidad de Madrid ya ha abierto un expediente de información reservada para determinar lo ocurrido. La información reservada aún está abierta, pero, de acuerdo primeras investigaciones, "todo hace indicar que los acontecimientos no han ocurrido" en el interior del centro de educativo.

La Consejería de Educación reitera que ha tenido constancia de los hechos en la mañana de este jueves y la dirección del instituto tampoco los conocía, por lo que no se había abierto un protocolo de acoso.

En el momento en el que se produjeron los hechos, el pasado 15 de diciembre, las supuestas víctimas "no acudían al centro escolar", uno de ellos porque "había sido expulsado como medida disciplinaria" y su hermano tiene "una larga trayectoria de faltas de asistencia", aunque "todas ellas justificadas por su familia", han agregado las mencionadas fuentes.

Medidas contra el acoso escolar

Por otra parte, la Comunidad de Madrid ha dicho que está volcada en todo lo que tiene que ver con la mejora de la convivencia en las aulas y en la lucha contra el acoso escolar y recuerda que en 2016 se aprobó un plan de choque con muchas medidas concretas en las que "trabaja intensamente".

Y añade que, según los últimos datos disponibles, se han reducido un 38 % los casos de acoso registrados en las aulas.