Quejas de los vecinos por el cierre de la estación del metro Hospital del Henares "sin aviso"

Muchas quejas de los vecinos afectados por el cierre de la estación Hospital del Henares
Foto del pasado verano durante las protestas por las continuas obras en este tramo de la línea 7 de metro

La estación de Hospital del Henares, perteneciente a la línea 7 de Metro de Madrid, cierra desde este miércoles por "obras de refuerzo funcional", según anunció un día antes el suburbano madrileño.

Este cierre durará un período de diez meses, según informó en redes sociales Metro de Madrid.

No han detallado de qué se tratan estas obras pero el Consorcio Regional de Transportes de Madrid pondrá en marcha un servicio gratuito de autobuses cada quince minutos entre la estación de Hospital del Henares y la siguiente, Henares.

Por la poca antelación del aviso, de apenas unas horas, ya que fue la noche anterior, muchos vecinos afectados por el cierre han denunciado sus quejas a través de las redes sociales.

Sobre todo por los problemas que lleva dando este tramo de la línea 7, ya que durante este verano también estuvo cerrada entre Hospital del Henares y Estadio Metropolitano, desde julio hasta septiembre.

Los problemas no se han solucionado porque en verano estuvieron un tiempo largo sin ascensores y hace varios años hubo varios desprendimientos por filtraciones de agua.

Ángel Viveros, alcalde de Coslada, y Fernando Romero, concejal de Transportes del Ayuntamiento de Coslada, han comparecido en la mañana de este miércoles ante los medios de comunicación, al ser uno de los municipios afectados.

El alcalde pide explicaciones e información veraz de lo que está ocurriendo en este tramo de la Línea 7 y por el cierre con "nocturnidad" de la estación Hospital del Henares.

Muchos afectados han echado la culpa al actual gobierno de la Comunidad de Madrid y a los anteriores que construyeron esta ampliación de la línea 7, llevándola hasta San Fernando del Henares y Coslada.

Además, el servicio de lanzadera que sustituirá al cierre de la estación tampoco se ha librado. Una alta diferencia entre la frecuencia de los autobuses ha generado mayor crispación entre los madrileños afectados. Deberán esperar 15 minutos entre el paso de cada vehículo.