Díaz Ayuso propone una mesa a tres con Ciudadanos y Vox, pero Aguado la rechaza

Isable Díaz Ayuso, Rocío Monasterio e Ignacio Aguado
Isable Díaz Ayuso, Rocío Monasterio e Ignacio Aguado

La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha propuesto este miércoles una mesa a tres con Ciudadanos y Vox que se reúna a partir de este jueves para tratar de forjar un acuerdo que permita desbloquear su investidura. La propuesta ya ha sido rechazada por el líder regional de Ciudadanos, Ignacio Aguado. Respecto a Vox, Rocío Monasterio ha dicho que por parte de su partido "no habrá" repetición electoral en la Comunidad de Madrid

En declaraciones a los medios a su llegada a la Asamblea de Madrid, Díaz Ayuso ha celebrado el primer encuentro que mantuvo este martes por la tarde con los líderes regionales de Ciudadanos y Vox en Madrid, Ignacio Aguado y Rocío Monasterio, que concluyó sin un pacto entre las tres formaciones.

"De nada sirve hacer gestos de última hora o a escondidas", ha sostenido Díaz Ayuso, que ha apostado por fijar un calendario de trabajo "concreto" con Ciudadanos y Vox para comenzar a trabajar y fijar cuáles son sus "puntos de unión".

Sin embargo, Ignacio Aguado ha rechazado la mesa a tres propuesta por la portavoz del PP porque entiende que "no hay nada más que negociar" con Vox. "No va a haber más reuniones a tres porque no hay nada más que negociar", ha lanzado duramente, preguntado por la propuesta que va a plantear en su discurso Ayuso durante el pleno de investidura sin candidato.

Aguado ha explicado que ese encuentro a tres ya tuvo lugar este martes y que Rocío Monasterio ni se molestó en ver cuál era el acuerdo de 155 puntos alcanzado entre PP y Ciudadanos. Quería una reunión y una foto "y la tuvo", ha espetado.

Aguado vaticina nuevas elecciones en septiembre mientras Monasterio afirma que "hay tiempo" para el acuerdo

Monasterio ha dicho que por parte de su partido "no habrá" repetición electoral en la Comunidad de Madrid, ya que no dejarán de hacer "nada para llegar a un acuerdo" con PP y Ciudadanos. En declaraciones a los medios a su llegada al pleno, Monasterio ha manifestado su satisfacción por el encuentro con PP y Ciudadanos: "Hablando se entiende la gente y ayer empezó el camino para llegar a un acuerdo".

Así lo ve la izquierda

El aspirante del PSOE a presidir al Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo, ha señalado este miércoles que la reunión mantenida por PP, Ciudadanos y Vox es el "preludio" de un acuerdo entre las tres partes para formar gobierno por lo que no cree que se llegue a un escenario de repetición electoral.

Mientras, la portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid, Isabel Serra, ha afirmado este miércoles que el Pleno de investidura sin candidato es "un teatrillo y un descrédito para las instituciones". En declaraciones a los medios a su llegada a la Cámara, ha lamentado que en vez asistir a una sesión de investidura donde se presente una propuesta de gobierno para la Comunidad de Madrid que permita "avanzar y terminar con los problemas fundamentales", que aborde "cómo acabar con la segregación escolar, cómo bajar los precios del alquiler, cómo garantizar el derecho a la vivienda para todo el mundo", a lo que va a asistir, a su juicio, "es a un teatrillo y a un descrédito para las instituciones públicas".

Por su parte, el portavoz de Más Madrid en la Asamblea de Madrid, Iñigo Errejón, ha asegurado que su formación ha intentado hasta el fin "un gobierno de regeneración", pero que a su parecer Ciudadanos ya ha elegido a Vox y PP como "socios de viaje". Antes del pleno de investidura sin candidato, Errejón ha hecho hincapié en que estos partidos en su reunión del martes "por fin se hicieron una foto" pese a que la formación 'naranja' había dicho que no se produciría. "No hubo una foto, hubo un book", ha lanzado.

Este miércoles la Asamblea de Madrid celebra un pleno de investidura sin candidato a la Presidencia, después de que el presidente del Parlamento madrileño, Juan Trinidad (Cs) decidiese no designar a ninguno de los dos que se habían propuesto, el propio Gabilondo y la 'popular' Isabel Díaz Ayuso, al no tener ninguno los apoyos necesarios.