Dejan de funcionar los semáforos de la A-5, cuatro meses después de su puesta en marcha

Atasco por los semáforos de la A-5
Atasco por los semáforos de la A-5

Solo cuatro meses después de su implantación hoy dejan de funcionar los semáforos de la A-5, iniciativa diseñada por el gobierno municipal de Ahora Madrid. De este modo se cumple uno de los primeros anuncios del recién nombrado gobierno municipal de José Luis Martínez-Almeida.

Luz ámbar y radar de tramo a 70 kilómetros por hora

Durante esta primera jornada se mantiene la luz ámbar en los discos, lo que supone un "apagado técnico". Estos días se está cambiando de 'Ceda el Paso' a 'STOP' en el acceso desde la calle Carlina. Además, se está eliminando parte de la línea continua en el carril bus para poder acceder.Todo ello se quiere llevar a cabo haciendo prevalecer la seguridad vial "tanto de conductores como de viandantes, a la hora de adoptar las medidas que regulen la citada vía". El radar de tramo, por su parte, se mantendrá una vez se hayan apagado sus semáforos este miércoles, si bien la velocidad pasará de los 50 a los 70 kilómetros por hora.

Una medida polémica

Se pone fin de esta manera a una medida que generó controversia y polémica desde su arranque el pasado 26 de febrero. fueron el primer paso del anterior Ayuntamiento para transformar la autovía del paseo de Extremadura (A5) en una calle de Madrid. Sin embargo, esto no llegará a término. Uno de ellos está situado en la avenida de los Poblados. Los otros dos, a la altura de los kilómetros 6.5 y 5.7 del paseo de Extremadura (A-5). Desde el principio fue una medida que generó controversia. Pese a que Ahora Madrid y PSOE en el Consistorio madrileño defendían los semáforos, ciudades colindantes con la capital como Alcorcón (PP) o Móstoles (PSOE) mostraron su rechazo al entender que iba a producir atascos y retenciones perjudicando a los vecinos que debían acceder a Madrid para trabajar. Las quejas llegaron incluso al Defensor del Pueblo.

La alcaldesa de Móstoles celebra la retirada

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse (PSOE), ha señalado este miércoles que la retirada de los semáforos de la A-5 es "una buena noticia" para los vecinas del municipio, aunque ha lamentado que "la decisión se haya tomado, una vez más, de forma unilateral desde el Ayuntamiento de Madrid".

Posse ha recordado que la desaparición de los semáforos a la entrada de la capital es "una reivindicación de su municipio desde hace meses", puesto que su instalación se llevó a cabo "sin contar con la opinión de los municipios del sur de la Comunidad", algo que incluso se denunció ante el Defensor del Pueblo.

El futuro: soterramiento de la A-5 y creación de zonas verdes

Tras apagar los semáforos se dará paso a una actuación integral de transformación y reequilibrio territorial de esta zona a través del soterramiento de esta vía, medida estrella del alcalde, José Luis Martínez-Almeida. El proyecto presentado en campaña por el PP pretende soterrar el tramo comprendido entre la avenida de Portugal y el cruce con la Avenida de los Poblados, un tramos de 3,8 kilómetros, a imagen y semejanza del soterramiento de la M30 y Madrid Río. Ciudadanos también contemplaba una iniciativa similar. De este modo habrá tres carriles por cada sentido en el correspondiente túnel y arriba se dejará un carril en cada sentido de circulación para el acceso de los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), así como de vehículos privados, a los distintos barrios que conforman estos 3,8 kilómetros cuadrados. El delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, prevé que el proyecto arranque a finales de 2020 o principios de 2021 dada la envergadura de la obra.