Ocho altos cargos de la Comunidad de Madrid fichados por el Gobierno de Rajoy

Ocho altos cargos de la Comunidad de Madrid fichados por el Gobierno de Rajoy

Ocho altos cargos de la Comunidad de Madrid y de organismos anexos a ella han comunicado hoy su cese, a petición propia, al Consejo de Gobierno para ocupar diversos cargos en el Gobierno de España, entre ellos la ex consejera Engracia Hidalgo, que será nombrada mañana Secretaria de Estado de Empleo. Así lo ha indicado la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre en rueda de prensa tras el consejo de Gobierno donde ha informado de que entre estas bajas voluntarias está además la de Ángel Yuste Castillejo, hasta hoy director general de Planificación, Infraestructuras y Equipamientos, que mañana será designado Director general de Instituciones Penitenciarias en el Consejo de Ministros.

La presidenta, que no ha descartado que en los próximos días se produzcan más nombramientos que den lugar a más bajas en el organigrama de la Administración regional, ha dicho que sigue buscando a la persona "mejor" preparada para el puesto de Consejero de Transportes de Madrid, que ha quedado vacante con el nombramiento de Antonio Beteta como secretario de Estado de Hacienda. Ha indicado que se siente "verdaderamente reconfortada" de que el Gobierno de la nación haya elegido "a tantos servidores públicos de la Comunidad" para adjudicarles responsabilidades en los distintos departamentos ministeriales pues, ha dicho, eso significa que ella "eligió a los mejores".

Otras bajas y futuros nombramientos en el Gobierno central anunciados hoy por Aguirre han sido las de Federico Ramos, hasta hoy viceconsejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que será secretario de Estado de Medio Ambiente.

Jaime Adad, secretario general técnico de Transportes de Sanidad, será nombrado mañana subsecretario del ministerio de Medio Ambiente, según ha informado la presidenta, en tanto que Guillermina Yanguas, hasta ahora directora general de Evaluación Ambiental, ocupará idéntico cargo en la Administración General del Estado.

María Teresa Bernedo pasa de ser directora de Gabinete de la consejera de Educación de Madrid, Lucía Figar, a desempeñar el mismo puesto con Ana Mato, ministra de Sanidad, Igualdad y Asuntos Sociales.

Pedro Llorente Cachorro, que ha sido director general de Gestión Económica y de Compras de Productos Farmacéuticos del Servicio Madrileño de Salud, será subsecretario de Estado en el Ministerio de Empleo.

Asimismo, ha informado de que el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha comunicado su baja como consejero del Consejo Económico y Social de la Comunidad.

Aguirre ha detallado también que Engracia Hidalgo, que fue consejera de Hacienda y de Familia y Asuntos Sociales con ella en anteriores legislaturas, ha causado también baja en el Consejo Consultivo de la Comunidad como consecuencia de su inminente nombramiento de secretaria de Estado de Empleo.

La presidenta ha titubeado sobre si debía hacer públicos o no estos ceses y los correspondientes nombramientos antes de que se comunicaran tras el Consejo de Ministros de mañana viernes. Finalmente, ha decidido hacerlo, dado que, según ha dicho, los afectados "han comunicado el cese a petición propia" a la Comunidad y que su obligación es ser "transparente" con los medios de comunicación a la hora de dar cuenta de los acuerdos del Gobierno de Madrid.

Ha señalado que todos los que se van han sido "excelentes servidores públicos" y que su marcha supone "una gran pena" para la Comunidad pero a la vez una gran "gratificación" para ella, pues significa que nombró"a los mejores" y que el Gobierno de España hace lo mismo.

Aguirre ha informado de que los huecos que dejan estas bajas en la Administración regional y otros que podrían producirse en el futuro se cubrirán "cundo se acaben los fichajes" en el Ejecutivo central, probablemente "a principios de enero" próximo.

Ha agradecido que estas bajas no se hayan producido en la Consejería de Hacienda que es "la que está más ocupada ahora" con los presupuestos regionales.

Preguntada si se estaría planteando más fusiones de Consejerías en la Comunidad, la presidenta lo ha negado pues ha recordado que ahora tiene "poquísimos" consejeros y que comenzó con 15 "y yo, 16".

Concretamente ha dicho que Transportes seguirá siendo "una Consejería independiente" porque de ella depende "una institución tan importante para los madrileños como es el Metro que le cuesta al contribuyente 1.000 millones de euros al año".

Ha confesado que no espera que se vaya ningún consejero más al Gobierno central, pero que "no descarta" que la nueva secretaria de Empleo, Engracia Hidalgo, "eche mano al caladero de la Comunidad de Madrid" para cubrir "alguna de las direcciones" de este departamento.