Carmena rechaza que haya nepotismo en Madrid Destino

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha defendido hoy la legalidad del proceso de concurrencia en el que la hija del consejero delegado de Madrid Destino, Antonio Joaquín Fernández Segura, obtuvo en verano una plaza como programadora de ficción en Cineteca y ha asegurado que el proceso incluía pruebas escritas que se corrigen "a ciegas". Para Carmena, es "imprudente hablar de nepotismo cuando estamos hablando de concurrencia pública" y a su juicio los grupos buscan "ganar réditos que no son honestos y que no son debidos".

En su comparecencia en una comisión extraordinaria de Cultura y Deportes a petición del PP, la regidora ha cargado contra la "sospecha imprudente" que a su juicio tiene la oposición y ha animado a los grupos municipales a acudir a los tribunales si no les convencen sus explicaciones sobre la plaza de Jara Fernández.

La alcaldesa ha defendido que los 83 procesos de contratación celebrados en Madrid Destino se han hecho igual y que en los procesos de concurrencia puede haber vinculaciones con el Gobierno. "¿Creen que podemos decir que ninguna persona que tenga relación no puede concurrir a nuestras pruebas públicas? ¿Por qué? A lo mejor son buenos, a lo mejor son los mejores", ha afirmado Carmena.

La regidora madrileña ha considerado que quien desconfía de un proceso de concurrencia "será porque él lo ha hecho así" y ha añadido que quien crea que no se ha hecho bien tiene la posibilidad de impugnar la concesión de la plaza -la han impugnado dos personas, ha revelado- o de acudir a la jurisdicción que corresponda.

Carmena ha subrayado además que Jara Fernández trabajaba en Madrid Destino "con anterioridad" a la contratación de su padre y ha defendido que no se puede deducir de su vinculación con el consejero delegado de Madrid Destino que se haya usado "un mecanismo para cometer un acto reprochable.

La alcaldesa ha dicho tener "muchos amigos" y ha asegurado que muchos no han logrado puestos en el Consistorio al haberlo intentado por lo que ve lógico analizar también la lista de personas que se queda fuera de los procesos de selección.

Carmena ha defendido que solo se ha cuestionado un "contrato y medio" de los 83 suscritos por Madrid Destino entre el 1 de junio y el 5 de octubre por lo que en todo caso se habría hecho "mal" menos de un 1% del proceso, y ha añadido que si alguna valoración es incorrecta -los grupos se han referido a la prueba de inglés- el proceso se puede impugnar.

Además, ha anunciado que la intervención general ha hecho ya la auditoría pedida por el PSOE y aprobada en pleno y que el borrador se trasladará a Madrid Destino la próxima semana, aunque la edil socialista Mar Espinar ha expresado sus dudas porque la alcaldesa le trasladó hace tres semanas que no la haría.

UN CONCURSO HECHO A LA MEDIDA, SEGÚN LA OPOSICIÓN

Los grupos de PP, PSOE y Ciudadanos consideran que se hizo el concurso a la medida de Fernández, dos meses antes de que entrase la nueva dirección de Cineteca y la edil del PP Isabel Rosell cree que la convocatoria de plazas buscaba convertir en estructurales puestos "a dedo".

Por su parte Mar Espinar ha acusado a Carmena de convertir Madrid Destino en una agencia de colocación de "allegados" y ha asegurado que el PSOE-M le dio el Gobierno por ser un "mal menor"; "Hubo resignación y disciplina en ese voto que les mantienen donde están", ha agregado Espinar.

El comité de empresa no participó en la adjudicación de la plaza de Cineteca porque era una "pantomima" según la edil de Ciudadanos Sofía Miranda, quien ha asegurado que Carmena "se le ha caído la careta de sus concursos públicos", al "diseñar" estos procesos para pagar a "afines, amiguetes y favores electorales".

Además, la oposición ha puesto en duda a los designados para conceder la plaza por tener relación "personal y laboral" con la ganadora de la misma.

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado hoy que su grupo valora llevar a los tribunales las contrataciones en Madrid Destino tras las explicaciones dadas hoy por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena.