Carmena pide a los dirigentes de Europa, "vía libre" a los refugiados

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se ha dirigido a los dirigentes de la Unión Europa para decirles que no se puede consentir "no abrir brazos a las personas que están sufriendo por una guerra terrible". Manuela Carmena, ha pedido a los dirigentes de los países de la Unión Europea que den "vía libre" a los refugiados para que "de manera ordenada, poco a poco", se vayan asentando en los distintos países.

"No podemos consentir que tantas personas estén sufriendo como consecuencia de una guerra terrible y que Europa no sea capaz de abrirles los brazos", ha dicho Carmena en el acto oficial de celebración en Madrid del Día de Europa y del trigésimo aniversario de la pertenencia de España a la Unión Europea.

Bajo la lluvia, la alcaldesa ha celebrado el Día de Europa, que cada 9 de mayo conmemora la Declaración Schuman, en la que el ministro francés de Exteriores Robert Schuman dio el primer paso para la integración de los estados europeos al proponer que el carbón y el acero de Alemania y Francia se sometieran a una administración conjunta.

El acto ha tenido lugar en Príncipe Pío, donde se ha izado la bandera de la UE, como se viene haciendo desde hace 30 años, en una tradición que instauró el alcalde de Madrid Enrique Tierno Galván. Carmena ha centrado sus palabras en la crisis de los refugiados. "Así no podemos seguir", ha subrayado.

La alcaldesa ha insistido en que las autoridades de la UE "distribuyan a los refugiados entre todos los países europeos porque lo necesitan" destacando que su llegada también beneficiará a los países a los que lleguen. "Nos va a venir bien y nos vamos a sentir más orgullosos y más reforzados", ha defendido.

En cuanto al reparto de ayuda municipal destinada a los refugiados --el Ayuntamiento enviará un millón de dólares para alimentos y medicamentos a través de la ONU--, Manuela Carmena ha concretado que esta acción "está muy en marcha" y que se opta por Naciones Unidas porque son quienes dan al Ayuntamiento "más seguridad". Mientras tanto el Consistorio sigue "atendiendo a los refugiados que llegan por la vía del sur", por la Estación Sur de Autobuses.

Carmena no ha querido terminar su intervención sin citar los valores de "unión, paz y solidaridad" y la confianza en un futuro mejor. También ha recordado los principios de la Bastilla y al "hombre genial que inventó la Cruz Roja", todo un ejemplo de derecho humanitario, o los motivos por los que en la dictadura soñaban con Europa. "Europa nos enseñó a ser demócratas", ha explicado.