Aguirre no se presentará a la reelección como presidenta del PP de Madrid

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha anunciado hoy que dejará la presidencia del partido y ha pedido la convocatoria de un congreso extraordinario y "de refundación" del PP regional, en el que no se presentará como candidata a la reelección, tras la derrota electoral del 24M. Aguirre ha avanzado esta propuesta durante su discurso ante el Comité Ejecutivo Regional de la formación en Madrid, que se ha reunido por vez primera tras las elecciones del pasado 24 de mayo para analizar la pérdida de apoyos electorales "sin precedentes" en Madrid, en palabras de la dirigente.

La también portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid ha defendido que ha llegado la hora de la "humildad", la "responsabilidad" y la "generosidad absoluta" para acometer la renovación del partido en un congreso en el que no será candidata para revalidar un puesto que ostenta desde el año 2004.

"ABIERTO Y DE REFUNDACION"

Aguirre se ha puesto a disposición del partido para un congreso "abierto" en el que participen todos los militantes bajo la premisa de "un militante, un voto" y que permita el rearme ideológico y la renovación en las personas y en la imagen.

Su objetivo es lograr, en sus palabras, que el PP pueda volver a ilusionar para que España no sea una "mala imitación de Grecia" o de "modelos aún peores".

La presidenta del PP de Madrid, que mantiene la intención de acabar la legislatura como portavoz municipal en la ciudad, ha justificado la petición del congreso extraordinario en la necesidad de escuchar la voz de los simpatizantes y militantes después de que los votantes hayan "hablado" y enviado "un mensaje nítido".

A la cuestión de si la dirección nacional aceptará la petición de un congreso extraordinario después de haber rechazado previamente otros en varias comunidades, la presidenta del PP de Madrid ha indicado que no sabe qué le responderán los responsables del partido, para luego puntualizar que "pueden hacer excepciones".

Ha indicado a ese respecto que la reacción del presidente del PP, Mariano Rajoy, se verá "cuando se decida". No obstante, ha defendido que Rajoy está "muy preocupado" por el momento "muy delicado y muy difícil" que está viviendo España.

Sobre la posibilidad de que la candidata a la Presidencia autonómica Cristina Cifuentes se presente a ese congreso extraordinario, Aguirre ha indicado que le parecerá "fenomenal" si lo hace y lo gana.

Según Aguirre, el congreso extraordinario que ha solicitado a la dirección responde a que el PP no ha sabido estar a la altura de lo que siempre ha predicado y lo que los ciudadanos esperaban de la formación.

ERRORES

En su análisis del resultado electoral, ha considerado que la corrupción ha sido "un elemento clave" en la derrota, así como su estrategia de "polarizar" la campaña -de la que ella misma se ha responsabilizado- y el no haber sabido identificar y dar a conocer la historia y actividades anteriores de los componentes de Ahora Madrid para que los ciudadanos "supieran de verdad a quién votaban".

Ha incluido entre los factores de la pérdida de apoyos la publicación de su declaración de la renta, que según ha apuntado le causó una pérdida de doce puntos en un solo día entre los pensionistas.

También ha apuntado a la "desilusión" ante el incumplimiento de algunos compromisos electorales básicos como la despolizatización de la Justicia, la bajada de impuestos, la Ley del aborto, la "contundencia" con ETA y la presencia en Cataluña.

LA DIRECCIÓN DEL PP REITERA QUE NO HABRÁ CONGRESOS EXTRAORDINARIOS ANTES DE LAS GENERALES

La dirección de Partido Popular trasladó este martes a la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, que no se celebrarán congresos extraordinarios este año y que todos los congresos regionales tendrán lugar tras el Congreso Nacional del PP posterior a las elecciones generales previstas para final de año. Así lo confirmaron fuentes populares a Servimedia después de que Aguirre anunciara hoy en el Comité Ejecutivo Regional su intención de convocar un congreso extraordinario "lo más pronto posible", consecuencia de las elecciones autonómicas y municipales del pasado 24 de mayo, y al que adelantó que no se presentará.

Las mismas fuentes aseguran que la dirección del partido ya se había expresado en estos términos. Lo hizo cuando el presidente del PP de Baleares, José Ramón Bauzá, también apuntó el pasado 26 de mayo a la posibilidad de convocar un congreso extraordinario regional "tras el verano", al que ya anunció que no se presentará. La dirección nacional del Partido Popular aseguró entonces que no veía "razonable" la celebración este año de congresos extraordinarios para renovar la cúpula de los partidos regionales "mientras se preparan las elecciones generales". En el PP insistían, a este respecto, en que no tiene sentido convocar los congresos para renovar los partidos regionales "después del verano" cuando todas las fuerzas estarán centradas en preparar la convocatoria de las elecciones, que, aunque sin fecha, están previstas para final de año. En Génova reconocían, incluso, que "sería un tiro en el pie".

Según los Estatutos del PP, la convocatoria de un Consejo Extraordinario exige "debate previo" fijado en el orden del día de "la Junta Directiva correspondiente" y "resolución final de convocar adoptada por la mayoría de dos tercios de los componente de la Junta". Además, los Estatutos recogen que la convocatoria de los Congresos regionales, provinciales o insulares deberá efectuarse de manera ordinaria "dentro de los cuatro meses siguientes" a la celebración del Congreso Nacional, previsto para principios de 2016, una vez se celebren las generales.

RAFAEL HERNANDO REPLICA A AGUIRRE

El portavoz 'popular en el Congreso, Rafael Hernando, es partidario de mantener el calendario de congresos del partido tal y como está estipulado -primero el nacional y, después, los de las comunidades autónomas donde toque-, y ha rechazado "lecciones de democracia" de nadie porque en el PP "un militante es siempre un voto", por lo que no hace falta introducir ese principio en su normativa interna. Así se ha pronunciado en la rueda de prensa posterior a la Junta de Portavoces al ser preguntado por la petición de la presidenta del PP madrileño, Esperanza Aguirre, a la Presidencia Nacional de que adelante la convocatoria de un congreso extraordinario y de refundación, y de que se introduzca en la normativa del partido las primarias abiertas en las que cada militante signifique un voto con el mismo valor.

"Me estoy enterando (de la petición de Aguirre) por lo que usted me dice. Déjeme que lo lea y reflexione sobre eso para no improvisar", ha pedido Hernando. Después, ante una pregunta específica sobre la propuesta de primarias ha remarcado que en el PP "un militante es un voto siempre" a la hora de elegir a los órganos directivos y que "se puede llegar a ser candidato a la Presidencia del Gobierno con sólo cien avales, y no 10.000 como plantean otros".

Por eso, aunque considera que las primarias son un sistema para elegir representantes "legítimo y democrático" y que cualquier afiliado puede "proponer" cambiar los estatutos del PP, Hernando rechaza que nadie les dé "lecciones de democracia" sobre este asunto.

Precisamente, una de las condiciones que ha puesto Ciudadanos para apoyar la investidura de la 'popular' Cristina Cifuentes a la Presidencia de la Comunidad de Madrid es que el partido opte por este sistema. "Cada uno tiene su sistema. Yo entiendo que haya fórmulas distintas y diversas, y creo que nuestro sistema interno es manifiestamente mejorable, incluido esto, pero evidentemente también ha funcionado bien aunque hay que adaptarlo", ha zanjado Hernando.

Con respecto a la posibilidad de adelantar la celebración de algunos congresos regionales, como han pedido diferentes barones 'populares' al margen de Aguirre, el portavoz parlamentario ha coincidido con la línea oficial de Génova al afirmar que ahora lo que toca es "centrarse en las elecciones generales" de final de año o en las comunidades donde pueda haber autonómicas, como es el caso de Cataluña.

Fuera de esas excepciones, el PP tiene "un proceso de congresos" en el que el nacional va antes de los autonómicos, y Hernando defiende que se mantenga ese calendario. "No obstante, pueden surgir situaciones extraordinarias, pero en estos momentos no puedo dar mayor valoración porque no conozco el asunto", ha concluido.