Carmona insiste en que exigiría el acta de Zapata

Carmona ha indicado respecto a Zapata que le parece suficiente las razones y la actitud que ha tenido la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, al aceptar la renuncia del edil de cultura aunque ha insistido en que él, si fuera edil de su formación, le exigiría también el acta de concejal. El portavoz municipal del PSOE ha reiterado que dio su opinión a la alcaldesa sobre la polémica suscitada por el edil y ha insistido en que "si fuera Guillermo Zapata, dimitiría como concejal" y que si fuera concejal socialista, como portavoz le exigiría que renunciara al acta de concejal.

El portavoz del PSOE se ha pronunciado así después de que ayer Zapata renunciase como responsable de Cultura y Deportes, aunque no a su acta como edil, para no condicionar al Gobierno encabezado por Manuela Carmena tras pedir perdón por sus tuits con bromas sobre judíos y víctimas del terrorismo.

Sobre el hecho de que Zapata se mantenga como concejal presidente del distrito de Fuencarral-El Pardo, ha indicado que la potestad sobre la continuidad o no de Zapata en ese cargo corresponde a Carmena y que su criterio es contrario a que se mantenga en ese puesto.

Carmona ha asegurado que el PSOE es una formación con "vocación de Gobierno" y no realiza propuestas "oportunista" como el PP y que ante el "error" de un concejal se ha asistido a "otros errores" como el "aprovechamiento" de la portavoz popular, Esperanza Aguirre, de la situación criticando el cambio político en Madrid con "opiniones parciales".

Frente a ello, defiende la creación de la Oficina contra la Discriminación y los delitos de Odio en el Ayuntamiento, aspecto que pedirán en el Pleno y esperan su aprobación ante la cercanía de la festividad del Orgullo Gay en Madrid. "Creo que es bueno que el Ayuntamiento de Madrid emita esta señal, aunque esté en nuestro programa electoral, lo proponemos a todos los grupos porque es una propuesta muy buena", ha añadido el portavoz socialista para recordar que en Madrid ha habido agredidos por homofobia o por racismo.

Carmona ha reconocido que "es verdad" que en la prensa internacional se ha producido una "degradación" de la imagen de Madrid y que habrá un desayuno de trabajo con medios internacionales para explicarles la "normalidad" que existe en la capita.

Por otro lado, ha asegurado que está "muy satisfecho del apoyo" brindado en la investidura a Carmena y está convencido de que va a ser una "gran alcaldesa". "Tiene todo nuestro apoyo y la decisión de cesar al concejal Zapata no sólo la aplaudo sino que la hemos compartido las últimas 72 horas", ha apostillado el portavoz socialista.

"No se puede criticar un proyecto político como hace el PP por una cuestión episódica grave. Yo no digo que no sea grave, soy el primero en decirlo, pero episódica", ha añadido Carmona quien ha aseverado que el PSOE está propiciando un cambio "tranquilo" con una actitud de "apoyo vigilante".

El portavoz del PSOE ha acusado a varios líderes de Podemos, entre ellos Pablo Iglesias, de hacer "demagogia" y "despistar" para defender a Zapata tras su "error"; y ha indicado que no apoyará la petición de pleno de la jefa de filas del PP, Esperanza Aguirre, para tratar esta polémica, al entender que actúa con "oportunismo político".

Por su parte, el portavoz del PSOE en el Congreso, Antonio Hernando, ha acusado a los dirigentes de Podemos de ser "muy exigentes" con los demás, pero "muy laxos" consigo mismos y ha criticado que la "nueva política" consista en "dimisiones a medias", como la de Zapata. Hernando ha sostenido que si Zapata hubiera sido un concejal del PSOE habría renunciado a su acta de concejal y habría abandonado el Ayuntamiento.

Los comentarios de Zapata en la red social Twitter han seguido recibiendo críticas hoy, como la del ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que ha calificado de "repugnantes" los mensajes que publicó en Twitter en 2011 y le ha exigido que renuncie al acta de edil. Fernández Díaz ha dicho que, sin perjuicio de la calificación jurídica de esas conductas, que corresponde decidir a la Fiscalía y en última instancia a la autoridad judicial, "es evidente que éticamente son repugnantes".

La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, también ha manifestado que el exresponsable de Cultura del Ayuntamiento madrileño debería dejar también la presidencia del distrito de Fuencarral-El Pardo, que aún mantiene. A su juicio, lo que han hecho este concejal o sus compañeros de Gobierno, como Pablo Soto -que habló de fusilar a Alberto Ruiz-Gallardón- y Jorge García Castaño -que escribió sobre empalar a Toni Cantó-, es "intolerable" y "tiene que tener consecuencias". Cifuentes ha llamado además al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a ser consciente de que "con quién ha pactado" y de quiénes son las personas "que van a gobernar gracias a los votos del Partido Socialista".

Begoña Villacía de Ciudadanos ha dicho esta mañana en relación a la actitud del concejal de Ahora Madrid, Guillermo Zapata que "si hubiera sido ella, hubiera dimitido". Añade que "tu trayectoría te precede y de alguna manera revela cómo tu eres cuando no tienes que forzarte a ser nada". Para Rafael Mayoral, portavoz de Podemos, el tono de la polémica no se ajusta a la realidad y se está generando una situación artificial.

Desde Podemos, el secretario de Relaciones con la Sociedad Civil, Rafael Mayoral, ha mostrado su "honda preocupación" ante la posibilidad de que la polémica generada por los tuits de los concejales de Ahora Madrid responda al interés de algunos de trabajar a favor de un "tamayazo en diferido".

El dirigente de Podemos ha afirmado que desde la formación acogen las decisiones adoptadas por Ahora Madrid y por Carmena --como la renuncia de Zapata al Concejalía de Cultura-- con el "máximo respeto" ya que se trata de una candidatura "independiente", si bien las ha calificado de "acertadas". Tras criticar que todas estas polémicas "no se ajustan a la realidad", Mayoral ha argumentado asimismo que es difícil hacer valoraciones sobre los hechos que las han suscitado, cuando los dirigentes o cargos públicos los denuncian "carecen de absoluta fuerza moral para poder plantear nada".