El Reino Unido saldrá de la Unión Europea con el apoyo del 52% de los votos

Cameron acude al palacio de Buckingham y le confirma a Isabel II su intención de dimitir

La libra se desploma a mínimos desde 1985 por el 'brexit' y arrastra al euro

El Banco de Inglaterra dará los "pasos necesarios" para proteger la economía

La petición para un segundo referéndum sobre la UE colapsa la web de Westminster

internacional

| 24.06.2016 - 08:19 h
REDACCIÓN

El Reino Unido votó a favor de abandonar la Unión Europea (UE) tras conseguir el 52% del respaldo ciudadano frente al 48% que apoyó la permanencia, en el referéndum celebrado este jueves sobre su relación con el bloque comunitario.

Según los resultados oficiales, divulgados en la ciudad de Manchester, al norte de Inglaterra, la participación fue del 72% y los votantes que dieron el "sí" al abandono de la UE sumaron 17.410.742 votos mientras que el bando contrario logró 16.141.241 papeletas.

CAMERON SE VA EN OCTUBRE

El primer ministro británico, David Cameron, acudi al palacio de Buckingham para comunicar personalmente a la reina Isabel II su intención de dimitir en octubre tras el triunfo del brexit en el referéndum de la UE.

Cameron anunció ante la residencia oficial de Downing Street que ha decidido no seguir como líder del Partido Conservador y jefe de Gobierno al no haber podido convencer a los británicos sobre los beneficios de continuar como miembros de la Unión Europea (UE).

Horas antes, en una declaración ante la puerta de su residencia oficial del número 10 de Downing Street, Cameron dijo que el pueblo británico se ha manifestado y esa voluntad debe ser respetada. El político comunicó su intención de dimitir como líder tory y primer ministro después de que el brexit -la salida británica de la UE- ganase con el 52% de apoyo en el referéndum.

También informó de que las negociaciones con Bruselas para establecer el proceso de ruptura del Reino Unido de la UE deberán hacerse con otro líder, que deberá ser elegido para el próximo mes de octubre, cuando se celebrará el congreso de la formación. Los tories tienen previsto reunirse en su congreso anual entre el 2 y el 5 de octubre en la ciudad inglesa de Birmingham.

Según indicó, el próximo primer ministro deberá decidir si pide activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece el proceso sobre la retirada de un Estado miembro de la UE.

LA VOLUNTAD QUE DEBE SER RESPETADA

Cameron tranquilizó además a los comunitarios que viven en el Reino Unido al afirmar que no habrá "cambios inmediatos" en sus circunstancias ni tampoco de los británicos que estén residiendo en otros países del bloque europeo. Según explicó, no habrá modificaciones iniciales en el libre movimiento de ciudadanos, mercancías y servicios.

"La voluntad del pueblo británico es una instrucción que debe ser cumplida. Quiero a este país y me siento honrado de haberle servido y haré todo lo que pueda en el futuro para ayudar a este gran país a prosperar", subrayó el líder conservador con la voz entrecortada.

"El Reino Unido es un país especial, tenemos tan grandes ventajas, una democracia parlamentaria en la que resolvemos los grandes problemas sobre nuestro futuro a través de un debate pacífico, una gran nación comercial con nuestra ciencia y las artes", subrayó Cameron visiblemente emocionado.

Tras reconocer que el país no es perfecto, sostuvo que puede ser modelo de democracia "multirracial" y "multirreligiosa". "Si bien salir de Europa no era el camino que yo había recomendado -dijo-, soy el primero en elogiar nuestra increíble fortaleza".

"Ahora que la decisión de salir ha sido tomada, necesitamos encontrar la mejor manera (de hacerlo)", agregó el "premier", y comunicó que el Gobierno se reunirá el próximo lunes.

ESCOCIA: ¿UN SEGUNDO REFERÉNDUM?

Cuatro décadas después de su ingreso en la UE, en 1973, cuando por entonces el bloque era conocido como la Comunidad Económica Europea (UEE), el Reino Unido ha decidido romper los lazos con Bruselas. La situación del primer ministro británico, David Cameron, se ha convertido en insostenible después de convocar el referéndum y pedir a la población que apoyase la permanencia de su país en la UE.

La ministra principal escocesa, Nicola Sturgeon, que durante la campaña ha sugerido que si el Reino Unido vota por salir de la UE pero los escoceses apuestan por quedarse podría impulsar un segundo referéndum sobre la independencia de Escocia, calificó el resultado como "sólido e inequívoco".

Con las 32 áreas electorales de Escocia escrutadas, la opción de permanecer en la UE se impuso en la región británica con el 62% de los votos, frente al 38% que sumó "brexit".

En su programa electoral para las elecciones generales de 2015, el SNP detalló que debería haber un cambio "material y significativo" en las circunstancias políticas para volver a presionar por un referéndum sobre la independencia. En septiembre de 2014, los escoceses rechazaron separarse del resto del Reino Unido en una consulta en la que la permanencia sumó el 55 % de los votos.

LA PERMANENCIA EN LA UE GANA EN IRLANDA

En Irlanda del Norte, la opción de continuar en el bloque comunitario se impuso con el 55,78 % de los votos (440.707 papeletas), frente al 44,22 % favorable a romper los lazos con Bruselas (349.442). Tras conocer los resultados, el presidente honorífico del partido republicano norirlandés Sinn Féin, Declan Kearney, afirmó que la victoria del brexit en el conjunto del Reino Unido debe impulsar la convocatoria de un referéndum sobre la unidad de Irlanda.

"El Gobierno británico ha perdido cualquier autoridad que tuviera para representar los intereses económicos o políticos de los norirlandeses", dijo el dirigente de la formación, antiguo brazo político del Ejército Republicano Irlandés (IRA). El voto favorable a que el Reino Unido abandone la UE "impulsará ahora nuestra demanda, la demanda que hemos sostenido durante largo tiempo, de una consulta sobre las fronteras", aseveró.

El eurófobo Nigel Farage, líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP), calificó la jornada como "el día de la independencia" y afirmó que se trata del triunfo de gente "decente" que se ha enfrentado a las grandes corporaciones y a los bancos, que pedían la permanencia británica en la UE.

El político adujo que el pueblo británico ha conseguido desprenderse de la UE sin "haber disparado una sola bala" y pidió la división de David Cameron. La victoria del "brexit" ha provocado el nerviosismo en los mercados internacionales con una fuerte caída de la libra, a unos niveles no vistos desde 1985.

Más de 46 millones de ciudadanos estaban llamados a las urnas para decidir en un plebiscito si querían continuar o salir del bloque europeo. Los votantes tuvieron que responder con una equis a la pregunta: "¿Debería el Reino Unido permanecer como miembro de la Unión Europea o abandonar la Unión Europea?".

LA LIBRA SE DESPLOMA A MÍNIMOS DESDE 1985 POR EL 'BREXIT' Y ARRASTRA AL EURO

La libra esterlina se desplomaba más de un 6% a las 8.20 horas y se intercambiaba a 1,3648 dólares tras conocerse el resultado del referéndum en Reino Unido, que ha dado la victoria a la salida del país de la Unión Europea. Pocas horas antes, la divisa británica se desplomaba a mínimos desde 1985 una vez que se iban haciéndose públicos los resultados a favor del 'Brexit', aunque posteriormente ha ido recuperando algo de terreno.

Por su parte, el euro cedía cerca de un 3% y se intercambiaba a 1,1071 dólares, tras haber abierto en 1,1390 unidades.

EL BANCO DE INGLATERRA DARÁ LOS "PASOS NECESARIOS" PARA PROTEGER LA ECONOMÍA

El Banco de Inglaterra afirmó hoy que dará "todos los pasos necesarios" para asegurar la estabilidad monetaria y financiera en el Reino Unido, tras el voto para abandonar la Unión Europea (UE).

"El Banco de Inglaterra está supervisando los acontecimientos desde cerca. Ha desarrollado extensos planes de contingencia junto con el Ministerio de Economía y otras autoridades nacionales, así como bancos centrales extranjeros", señaló el banco emisor en un comunicado.

LA PETICIÓN PARA UN SEGUNDO REFERÉNDUM SOBRE LA UNIÓN EUROPEA COLAPSA LA WEB DE WESTMINSTER

Por otra parte, una petición ciudadana para que el Reino Unido celebre un segundo referéndum sobre la permanencia en la Unión Europea (UE) colapsó hoy la página web de la Cámara de los Comunes, debido al alto número de personas que entraron para adherirse a ella.

"La página ha estado temporalmente fuera de servicio debido a un volumen excepcionalmente alto de usuarios simultáneos en una única petición", informó una portavoz del Parlamento británico.

La propuesta, publicada por un ciudadano que se identificó como William Oliver Healey, pide a los diputados la "implementación de una norma por la cual, si el voto a favor de salir o quedarse (en la UE) está por debajo del 60 %, con una participación de menos del 75 %, debería convocarse otro referéndum".

A las 16.15 GMT, la petición acumulaba más de 145.000 firmas, por encima del límite de 100.000 a partir del cual el Parlamento se compromete a "considerar" debatir un asunto propuesto por los ciudadanos.