Bruselas pide a Londres su salida "cuanto antes" y descarta una renegociación

La Unión Europea (UE) pidió al Reino Unido que inicie el proceso de su retirada del bloque comunitario "cuanto antes" para no prolongar "innecesariamente la incertidumbre", al tiempo que reiteró que no habrá una renegociación y que espera de Londres sus propuestas para las relaciones futuras.

"Esperamos ahora del Gobierno británico que aplique la decisión de los británicos cuanto antes, con independencia de lo doloroso que pueda ser el proceso. Cualquier retraso prolongaría innecesariamente la incertidumbre", señalaron en un comunicado conjunto los presidentes de la CE, Jean-Claude Juncker; del PE, Martin Schulz; del Consejo Europeo, Donald Tusk; y el primer ministro holandés, Mark Rutte, como presidente de turno del Consejo de la UE.

El primer ministro británico, David Cameron, pretende dimitir en octubre y ha dicho que será el próximo mandatario el que deberá decidir si pide activar el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece el proceso de la retirada de un Estado miembro de la UE.

"Estamos listos para iniciar rápidamente las negociaciones con el Reino Unido con respecto a los términos y las condiciones de su retirada de la UE", señalaron los líderes de las principales instituciones comunitarias tras su reunión a cuatro mantenida en la sede del Ejecutivo comunitario.

Reiteraron que, hasta que el Reino Unido salga definitivamente de la UE tras este proceso de divorcio, ese país seguirá siendo miembro de la UE, con todos los derechos y todas las obligaciones y con la legislación comunitaria aplicándose "plenamente" a la isla.

Tras la decisión de los británicos de abandonar la UE con el 52 % de los votos, frente al 48 % de los conseguidos por los partidarios de permanecer en el bloque comunitario, el acuerdo negociado entre Cameron y los demás 27 socios de la Unión en febrero pasado para mantener al Reino Unido en su seno, "ya no tendrá efecto y deja de existir", recalcaron. "No habrá ninguna renegociación", señalaron Juncker, Tusk, Rutte y Schulz en su declaración.

En cuanto al futuro, los cuatro líderes comunitarios expresaron su deseo de tener al Reino Unido como "un socio cercano a la UE", y delinearon lo que esperan ahora de Londres.

"Esperamos del Reino Unido que formule sus propuestas al respecto", señalaron, al tiempo que afirmaron que cualquier acuerdo que sea negociado con ese Estado como país tercero al abandonar la UE "tendrá que reflejar los intereses de ambas partes y ser equilibrado en términos de derechos y obligaciones".

Los cuatro líderes comunitarios destacaron que en un proceso libre y democrático los británicos han expresado su voluntad de abandonar la UE, decisión que "lamentamos pero respetamos". Es una "situación sin precedentes, pero estamos unidos en nuestra respuesta", agregaron, y aseguraron que "nos mantendremos fuertes y preservaremos los valores fundamentales de la UE de promoción de la paz y del bienestar de sus gentes".

"La UE de 27 Estados miembros continuará. La Unión es el marco de nuestro futuro político común. Estamos unidos por la historia, la geografía e intereses comunes y desarrollaremos nuestra cooperación sobre esta base", recalcaron Juncker, Tusk, Schulz y Rutte.

Aseguraron que juntos los restantes socios de la UE harán frente al reto común de generar crecimiento, aumentar la prosperidad y garantizar un entorno seguro para los ciudadanos comunitarios. "Las instituciones desempeñarán su papel en su totalidad en este empeño", concluyeron.

REACCIONES DE LOS LÍDERES EUROPEOS

En medio de la incertidumbre y las voces a favor de la unidad también se han empezado a oír los primeros mensajes que reclaman reformas en la UE. "Los Veintisiete países que quedamos tenemos que encontrar fuerza necesaria para decir que las políticas fundamentales de la UE deben ser profundamente reformadas", afirmó el primer ministro eslovaco, Robert Fico, cuyo país asume la presidencia de turno de la UE el próximo 1 de julio.

"Muchísima gente que vive en Europa rechaza la política migratoria europea, y hay un gran descontento con las políticas económicas de la UE", aseguró Fico.

Parecido diagnóstico hizo desde Budapest el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, para quien "Bruselas debe escuchar la voz de la gente" y abogó por "una UE fuerte, capaz de dar respuestas que la hacen más fuerte, como por ejemplo en relación con la migración".

Por una Europa "más humana y más justa" abogó, por su parte, hoy desde Roma el primer ministro italiano, Matteo Renzi. "Debemos cambiar Europa para hacerla más humana y más justa. Pero Europa es nuestra casa, es nuestro futuro", dijo Renzi en un mensaje escrito en la red social de Twitter.

Y desde Copenhague, el primer ministro danés, Lars Løkke Rasmussen, pidió tomar "en serio" el "euroescepticismo" creciente en algunos países europeos.

Por su parte, el primer ministro belga, Charles Michel, pidió hoy a los jefes de Estado y de Gobierno de la UE celebrar una reunión extraordinaria en julio, sin los británicos, con el fin de reafirmar su compromiso y establecer prioridades en el proyecto europeo.

PRIMER MINISTRO HOLANDÉS Y PRESIDENTE UE: "ES UN ESTÍMULO PARA REFORMAR UE"

El primer ministro holandés y presidente de turno del Consejo de la Unión Europea (UE), Mark Rutte, afirmó que la decisión del Reino Unido de salir del club comunitario es un "estímulo" para emprender reformas en la Unión. Rutte, quien se confesó "decepcionado" por el resultado del referendo británico, pidió "no caer en el pánico" por la salida del Reino Unido, que consideró "también un estímulo para reformar la UE".

El primer ministro holandés se refirió igualmente a que no hay un "enorme interés" en su país por celebrar otro referendo sobre su permanencia en la UE, tal y como sostiene el líder del partido de extrema derecha y antimusulmán neerlandés PVV, Geert Wilders.

"Nuestro interés es mantener las consecuencias (de la salida del Reino Unido) para Holanda lo más reducidas posible, cuidar la estabilidad de nuestra economía, eso es lo principal", indicó.

DIJSSELBLOEM ABOGA POR MANTENER LA ESTABILIDAD ECONÓMICA Y POLÍTICA EN EUROPA

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, afirmó que lo importante es mantener la estabilidad económica y política en Europa tras la decisión de los británicos de abandonar la UE, pero recalcó que la receta no debe ser necesariamente "más Europa", sino hacer lo que se ha acordado.

En declaraciones a los medios en La Haya , Dijsselbloem señaló que el mantenimiento de la estabilidad es lo que "sostiene nuestra recuperación económica". El ministro de Finanzas holandés habló de una "nueva realidad que tenemos que aceptar", sea lo que sea lo que "encontremos" en ese nuevo escenario en el que la UE avanzará sin el Reino Unido.

Los británicos han optado por un "camino incierto", uno que "nosotros no tenemos que seguir", afirmó. "La inestabilidad es lo último que necesitamos en Europa y en la eurozona", recalcó Dijsselbloem.

HOLLANDE ALERTA SOBRE LOS POPULISMOS Y LE PEN PIDE UN REFERÉNDUM

El presidente francés, François Hollande, advertía hoy sobre el riesgo de "los extremismos y populismos" tras conocerse el resultado de la consulta británica, mientras que la extrema derecha consideró que la victoria del "brexit" legitima un referéndum sobre la relación de Francia con la Unión Europea.

"El peligro es inmenso ante los extremismos y los populismos. Siempre hace falta menos tiempo para deshacer que para hacer, para destruir que para construir. Francia, país fundador de Europa, no lo aceptará", manifestó Hollande en una declaración institucional tras reunirse con varios ministros en el Palacio del Elíseo.

El jefe del Estado francés alertó de que el éxito de la salida británica del club comunitario "pone gravemente a prueba a la Unión Europea, que debe mostrar en estas circunstancias su solidez y su fuerza, aportando las respuestas necesarias para controlar los riesgos económicos y financieros de su salida".

El primer ministro, Manuel Valls, consideró que la victoria del "brexit" evidencia un riesgo de "ruptura" en la UE y subrayó que se impone una "reacción colectiva a la altura del acontecimiento" para "construir otra Europa, escuchando a los pueblos", porque la votación "revela un malestar mucho tiempo ignorado".

Ese malestar mencionado por el jefe del Ejecutivo lo intentó capitalizar Marine Le Pen, líder del partido euroescéptico y ultraderechista Frente Nacional (FN), que consideró que el "brexit" concede "una legitimidad suplementaria para llevar ese debate a Francia" y exigir un referéndum sobre su relación con la Unión. "El Reino Unido ha iniciado un movimiento que no se detendrá", aseguró y se mostró convencida de que "se ha puesto en marcha el movimiento para el fin de la Unión Europea como la conocemos".

SUIZA CONSIDERA QUE EL 'BREXIT' DIFICULTARÁ LAS NEGOCIACIONES DE BERNA CON BRUSELAS

La decisión del pueblo británico de abandonar la Unión Europea hará más difícil el proceso negociador entre Berna y Bruselas, según estima el presidente de la Confederación Helvética, Johann Schneider-Ammann. "Esta decisión afecta a nuestro país directa e indirectamente, política y económicamente", afirmó el presidente.

Schneider-Ammann dijo que el gobierno helvético (Consejo Federal) pretende seguir negociando con la Unión Europea los acuerdos que quedan pendientes y especialmente los que se refieren a flujos migratorios, pero asumió que "la búsqueda de una solución será más difícil tras la decisión de Gran Bretaña de abandonar la UE".

Por otra parte, Schneider-Ammann asumió que las relaciones entre Suiza y Reino Unido también deberán cambiar, pero esto solo ocurrirá cuando el acuerdo de salida entre Londres y Bruselas se concrete.

El gobierno suizo estableció hace ya varias semanas un grupo de trabajo sobre las consecuencias de un "brexit" cuyas labores se intensificarán a partir de ahora.

Finalmente, el presidente helvético dijo que la salida de Reino Unido de la Unión "reforzarán las dudas sobre las perspectivas en Europa", lo que, en consecuencia, afectará negativamente a Europa.

PORTUGAL MANTENDRÁ SU HISTÓRICA RELACIÓN CON EL REINO UNIDO

Las autoridades portuguesas admitieron su tristeza por la decisión del pueblo británico de dejar la Unión Europea (UE), pero insistieron en que la histórica relación entre ambos países "va más allá" del "brexit" y se mantendrá en el futuro. "Tenemos una relación con Reino Unido que viene de mucho antes que la que tenemos con la UE y que va ir más allá de su salida del proyecto europeo", aseguró hoy el primer ministro luso, el socialista António Costa.

Tanto el líder del Ejecutivo como el jefe del Estado, el conservador Marcelo Rebelo de Sousa, coincidieron a la hora de destacar que los fuertes lazos entre ambos países.

"Es un día triste para la UE, es obvio que ver partir a uno de los principales países miembros no es una buena noticia (...), pero al mismo tiempo es una oportunidad para los 27 países miembros de seguir juntos y reflexionar sobre las necesidades de los ciudadanos europeos", defendió el primer ministro luso.

El presidente luso consideró que el proyecto europeo "se mantiene válido en la defensa de los valores que, desde hace muchos siglos, marcan una identidad común" en todo el continente.

EL PRESIDENTE POLACO PIDE EVITAR UN "EFECTO DOMINÓ"

El presidente de Polonia, Andrzej Duda, dijo hoy que el resultado del referéndum británico obliga a todos los líderes de la UE a trabajar para "preservar la unidad y la cohesión de Europa, y evitar un efecto dominó" ante la posibilidad de que otros países quieran también abandonar la Unión Europea.

El "brexit" es "la voluntad que la sociedad británica ha expresado de manera democrática, y por supuesto esta voluntad debe ser totalmente respetada", señaló.

Duda felicitó al primer ministro británico, David Cameron, por haber tomado "una decisión muy valiente al convocar un referéndum nacional sobre la presencia de su país en la UE" y subrayó que Varsovia "quiere seguir manteniendo relaciones estrechas con Gran Bretaña, tanto en el plano económico como militar y político".

Polonia ha seguido con especial atención la evolución del referéndum británico, ya que es el mayor receptor de ayudas comunitarias y el Reino Unido es el tercer mayor contribuyente neto al presupuesto de la UE, a lo que se suma la gran comunidad de polacos que trabajan en las islas.

EL VICEPRIMERMINISTRO TURCO DICE QUE SE HA ABIERTO LA CAJA DE PANDORA

El viceprimer ministro turco, Mehmet Cimcek, declaró hoy que el Reino Unido "ha abierto la Caja de Pandora" al votar a favor de salir de la Unión Europea.

Mientras, otro viceprimer ministro turco, Nurettin Canikli, señaló que con el 'brexit" ha comenzado la "fragmentación de la UE".

"El proceso de fragmentación de la UE ha comenzado. El Reino Unido es el primero en abandonar el barco", escribió Canikli en su cuenta de Twitter

RUMANÍA INSTA A LA UE A REDIFINIR EL PROYECTO COMUNITARIO

El presidente de Rumanía, Klaus Iohannis, instó hoy a la Unión Europea a modificar el proyecto comunitario tras la decisión en referéndum del Reino Unido de salir del bloque. "Tenemos que redefinir el proyecto europeo en uno mejor y más fácil de entender por los ciudadanos de a pie", manifestó Iohannis tras reunirse con el primer ministro, Dacian Ciolos, y el gobernador del Banco Nacional de Rumanía, Mugur Isarescu.

"Rumanía continúa adherida al proyecto europeo. Seguimos necesitando unidad y solidaridad entre los 27 Estados miembros que permanecerán dentro de la Unión Europea", subrayó Iohannis. "Al mismo tiempo, resulta muy importante que los rumanos entiendan que en este momento podemos mantener la calma y que no es el caso de preocuparnos en exceso", afirmó el presidente.

PUTIN ASEGURA QUE RUSIA NO HA INFLUÍDO EN EL PROCESO

El presidente ruso, Vladímir Putin, dijo hoy que Rusia nunca ha interferido ni ha tratado de influir en el proceso que llevó a la victoria del "brexit" en el referéndum del Reino Unido. "Nunca nos hemos entrometido, nunca nos hemos expresado a este respecto. Nos hemos comportado, creo yo, de forma muy correcta y desde luego hemos seguido atentamente lo que pasaba pero no hemos tratado de influir de ninguna manera", dijo Putin.

Acerca del resultado, favorable a la salida de la UE, el presidente ruso dijo que "nadie quiere alimentar y subvencionar economías débiles, mantener a otros Estados y pueblos enteros", en alusión a que los británicos se cansaron de ser un contribuyente neto al presupuesto de Bruselas.

En cualquier caso, la salida de los británicos de la Unión Europea "tendrá consecuencias tanto para Europa como para nosotros", reconoció el jefe del Kremlin.

OBAMA HABLÓ CON CAMERON Y CON MERKEL TRAS EL RESULTADO

El presidente de EEUU, Barack Obama, habló hoy con el primer ministro británico, David Cameron, y la canciller alemana, Angela Merkel, tras la decisión de Reino Unido de salir de la Unión Europea.

"Hace apenas unas horas hablé con el primer ministro Cameron", explicó Obama en la ciudad de Stanford, donde aseguró que, pese a la decisión tomada por el pueblo británico, tanto el Reino Unido como la UE seguirán siendo "socios indispensables" para Estados Unidos.

Obama aseguró que confía en que el Reino Unido hará "una transición ordenada" para salir de la Unión Europea. Obama consideró que el resultado del referéndum muestra "los retos" a los que se enfrenta la sociedad actual, pero insistió en que Estados Unidos "no cambiará" su relación económica y de seguridad con ninguna de las partes.

LA OTAN: "NADA CAMBIA"

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, aseguró que pese a la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) su posición en la Alianza Atlántica continúa sin cambios.

"El pueblo británico ha decidido salir de la Unión Europea. Mientras define su próximo capítulo en su relación con la UE, sé que la posición del Reino Unido en la OTAN permanecerá sin cambios", indicó Stoltenberg.

CUMBRE EUROPEA EL PRÓXIMO MARTES

Los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea se reunirán el próximo martes en la cumbre europea todavía a Veintiocho, pero el miércoles ya mantendrán un encuentro informal en la sede del Consejo Europeo sin el Reino Unido y su primer ministro, David Cameron.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha afirmado que: "No tengo duda alguna de que, debido al resultado negativo del referéndum británico dedicaremos la mayor parte del Consejo Europeo a discutir sus consecuencias políticas". "Es mi intención asegurar que tengamos suficiente tiempo para debatir tanto con el primer ministro Cameron como, separadamente, con los 27 jefes de Estado y de Gobierno", recalcó.

Cameron explicará durante la cena del martes (28 de junio) la situación en el Reino Unido tras el referéndum, y después habrá un primer intercambio de puntos de vista de los líderes. Tras ello, el primer ministro británico abandonará Bruselas. Al día siguiente, los 27 mandatarios restantes analizarán las "implicaciones políticas y prácticas del brexit".

"En primer lugar, discutiremos el llamado 'proceso de divorcio' tal y como está descrito en el artículo 50 del Tratado, y en segunda instancia comenzaremos un debate sobre el futuro de la UE de 27 miembros", señaló Tusk.

Mañana tendrá lugar un pimer encuentro en Berlín de los ministros de Exteriores de los países fundadores de la UE: Alemania, Francia, Italia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo. También a Berlín se desplazará el lunes el presidente francés, Francois Hollande, para mantener un encuentro con la canciller alemana, Angela Merkel.