Simeone: "Málaga y La Coruña son salidas casi determinantes"

"No entiendo otra manera de llegar bien al próximo partido que hacerlo bien mañana"

"Tendremos que estar fuertes, intensos y buscar nuestra velocidad ofensiva para hacer daño y llevar el partido donde queremos"

"La Intercontinental es un orgullo y un momento maravilloso"

Koeman espera que el Atleti respete el deseo de Alderweireld de quedarse en la Premier

Gracia, entrenador del Málaga: "Conseguir victoria es importante, a todo el mundo le cuesta ganar"

deportes

| 10.04.2015 - 13:31 h
REDACCIÓN

El argentino Diego Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, remarcó que los dos próximos partidos de Liga de su equipo, ambos fuera de casa, este sábado en Málaga y una semana después en La Coruña, serán "casi determinantes para lo que resta" de campeonato, en el que quedan ocho jornadas.

"Entramos, más allá del partido a partido, en un tramo de dos partidos complicados. Siempre salir fuera de casa no es lo mismo que en la primera vuelta, porque los rivales juegan distinto y tienen más necesidades todos. Los puntos que se sacan fuera en este momento son mucho más complicados que en la primera vuelta", avisó en rueda de prensa tras el entrenamiento de este viernes en Majadahonda.

NO LE PREOCUPA LA PROXIMIDAD DE LA CHAMPIONS

"Mañana y el próximo partido (en La Coruña) son fuera y posiblemente serán casi determinantes para lo que resta de Liga", recalcó el técnico, al que no le preocupa que la proximidad del derbi de la Liga de Campeones ante el Real Madrid, el martes que viene, puede generar algún despiste en sus futbolistas.

Simeone sólo enfoca al duelo con el Málaga, en el que está "evaluando alguna situación" en la configuración del once, pero aún no lo tiene "decidido del todo". "Pero está claro que ante tanta competencia vamos a necesitar de todos, no importa los 70 o los 20 minutos que te toquen y sí estar disponible y preparado", añadió.

"Ojalá tenga la fortuna de acertar con los que puedan interpretar mejor el partido para resolverlo bien. Mañana va a haber un gran esfuerzo, porque venimos de jugar el martes y jugamos de nuevo el martes (ante el Real Madrid), pero no entiendo otra manera de llegar bien al próximo partido que jugando bien mañana", abundó el técnico.

También remarcó una vez más la transcendencia de todo el grupo, por encima de las individualidades y de los once que saltan al campo como titulares, y la importancia de la competencia interna en su plantilla.

"Eso es lo importante. La presencia de Saúl potenció el medio y le dio mucha más competencia a los lugares de Koke y Arda o de Gabi, Tiago y Mario; la situación de Torres con Mandzukic y Griezmann; de José Giménez con Miranda y Godín y ahora de Oblak con Moyá. Eso habla muy bien del grupo, porque es competitivo", destacó.

PIDE INTENSIDAD EN EL JUEGO

"No entiendo otra manera de seguir compitiendo hasta el final sin este hambre y esta situación de que el entrenador tenga que pensar en quién poner", prosiguió Simeone, que recupera a Moyá y Godín, ya restablecidos de sus respectivas lesiones, para la visita de este sábado a La Rosaleda, donde Koke Resurrección es fijo en el once.

La vuelta hace siete partidos del centrocampista, que ha participado en cuatro de los últimos seis goles de su equipo en esta serie de tres victorias consecutivas en Liga del conjunto rojiblanco, multiplica las opciones ofensivas del equipo y activa más el juego por la banda izquierda en los choques más recientes.

"Estamos llevando demasiado a veces el juego por derecha y necesitamos, más allá de que Gámez no tenga pierna izquierda, compensar más el fútbol para ese lado, con la aparición de Griezmann más por ese sector y no agrupar mucha gente por la derecha, porque a Arda (en la derecha) también le conviene tener más espacios para poder disfrutar de ese uno contra uno", analizó.

"Koke nos da distintas alternativas. Con el correr del tiempo, posiblemente acabe jugando por el medio, porque tiene visión de juego, recupera pelota y eso le hace muy importante para el juego de nuestro equipo", resaltó Simeone, que volverá este sábado a La Rosaleda. Allí debutó como técnico del Atlético en enero de 2012.

"Tenemos siempre un grato recuerdo de nuestra llegada hace bastante tiempo a un campo tan difícil como es Málaga, donde hoy sigue teniendo un equipo muy competitivo, con muchos jóvenes con mucha rebeldía y desparpajo, sobre todo ofensivo. Tendremos que estar muy fuertes, muy intensos y sobre todo intentar buscar nuestra velocidad ofensiva para poderle hacer daño y llevar el resultado donde más nos conviene", explicó.

"Es verdad que al Málaga fuera de casa no le han acompañado los resultados, pero sí es verdad que en casa son fuertes, combinan muy bien, son atrevidos, tienen buen juego entre líneas y atacan muy bien con los laterales ofensivamente. Han sufrido bajas importantes en la mitad del torneo y se han rearmado, el entrenador es muy capaz, trabaja muy bien la pelota parada ofensiva y es un equipo peligroso, porque juega bien", agregó.

"Un equipo que juega bien como ellos te exige hacer un gran partido e iremos a intentar hacer un gran partido", insistió el técnico, que no se pronunció sobre José Callejón y el supuesto interés del Atlético en su fichaje: "No hablamos de jugadores que no están acá, más allá de que es un buen futbolista".