Real Madrid, ocho días de oro

Cristiano: "El United merecía un poco más"

10,6 millones vieron el partido por televisión

deportes

| 11.05.2016 - Actualizado: 16:38 h
REDACCIÓN

En el vestuario madridista se repite una frase que se convierte en máxima: "aún no hemos ganado nada"; pero la temporada del Real Madrid ha dado un giro en una semana de victorias en partidos que te acercan al éxito o te empujan al fracaso. El doble triunfo ante el Barcelona y la conquista de Old Trafford sitúan al equipo de José Mourinho en un nuevo panorama.

Transitaba el Real Madrid por un camino de inestabilidad, con nueve pinchazos ligueros -cinco derrotas y cuatro empates-, rebajando el poderío mostrado en Liga de Campeones en las dos temporadas de Mourinho superado en la fase de grupos por el Borussia Dortmund y dejando como un pasado más lejano del que realmente es, la Supercopa de España que arrebató al Barcelona en el primer título de la temporada.

Las derrotas traen malas noticias y generan inestabilidad pero nunca propiciaron la duda del presidente Florentino Pérez en una apuesta tan fuerte como Mourinho. Al entrenador portugués le entregó todo hace dos años y medio. En los momentos más bajos no se ha dudado de su modelo y cuando el Real Madrid se vio al filo del abismo respondió con carácter.

111º ANIVERSARIO

Disfruta de su 111 cumpleaños el club madridista en un día de buena resaca europea que cierra una semana de gloria. De un plumazo se entierran las dudas y asoma el carácter.

Fue clave recuperar la autoestima, volver a sentirse superior a su gran enemigo. Superar dos eliminatorias ante dos de los mejores equipos del mundo tras sendos empates a uno en la ida del Santiago Bernabéu muestran el nivel de un Real Madrid que pasa de escuchar la palabra fracaso a triplete, que alimenta el sueño de la 'Décima' Copa de Europa.

Pocas semanas en su historia tuvieron tanta trascendencia. Comenzó el martes 26 de febrero en la vuelta de semifinales de Copa del Rey en el Camp Nou.

En uno de sus partidos más completos de la temporada, el conjunto madridista reivindicó un estilo de juego. Demostró que tiene la fórmula para anular el virtuosismo del Barcelona y asestó golpes directos a su rival con una pegada demoledora. El 1-3 daba la segunda final copera en la 'era Mou' y sobre todo llenaba de moral a la plantilla.

Los jugadores madridistas habían demostrado en terreno hostil que tienen condiciones para vencer en cualquier estadio del mundo. Y cuatro días después llegaba una incómoda cita liguera. Un clásico intrascendente para la clasificación liguera pero que podía rebajar la euforia o relanzar el optimismo si se ganaba con los suplentes.

Mourinho reservó a jugadores básicos de su proyecto y los jugadores menos habituales se mantuvieron en pie ante un Barcelona desfigurado con sus titulares. El arreón final con la salida al campo del líder, Cristiano Ronaldo, y el cabezazo de raza de Sergio Ramos (2-1) certificaron el segundo triunfo ante el eterno enemigo. El camino hacia Old Trafford no podía estar más allanado.

Así llego el Real Madrid a Manchester donde cerró su semana grande con un encuentro de vuelta de eliminatoria de octavos que tuvo la tensión de una final. Sin espacios para explotar su fútbol sufrió en el primer acto y desde la expulsión del portugués Nani y la entrada en escena del croata Luka Modric remontó, se convirtió en el equipo que más veces ha conquistado el 'Teatro de los sueños' y demostró la personalidad de un equipo grande a la hora de verdad.

RONALDO RECONOCE QUE EL UNITED MERECIÓ UN POCO MÁS

El delantero portugués del Real Madrid Cristiano Ronaldo se congratuló por el pase a los cuartos de final de la Liga de Campeones, pero reconoció también que estaba "triste", porque sus antiguos compañeros merecían "un poco más"

"Estoy feliz por haber pasado, pero triste por ellos, que merecían un poco más. Es una casa donde pasé seis años. Nunca me voy a olvidar. Tengo que agradecer a los aficionados del Manchester United. Me dejaran muy feliz", aseveró Ronaldo, en declaraciones al canal portugués TVI y difundidas hoy.

Sobre la expulsión de su compatriota Nani en el minuto 56, el jugador del Real Madrid aseguró que no había visto la acción.

"No puedo juzgar. Fue una decisión del árbitro que tenemos que respetar. Unas veces somos beneficiados, otras no", agregó.

El Real Madrid logró remontar el encuentro ante el United con goles del croata Luka Modric y Ronaldo, después de la expulsión de Nani, que vio la roja cuando el United ganaba 1-0 gracias a un gol en propia puerta del español Sergio Ramos.

10,6 MILLONES VIERON EL MANCHESTER-MADRID

El partido Manchester United-Real Madrid fue seguido ayer por La 1 y TV3 por 10,6 millones de espectadores, lo que lo convierte en lo más visto de la temporada. Por La 1 lo siguieron 9.785.000 aficionados (45,4% de cuota) y por la autonómica catalana 844.000 (24,3%).

El minuto de oro de la jornada lo logró el encuentro cuando faltaba un cuarto de hora para el pitido finall, a las 22.33 horas. En ese momento estaban viendo el choque 12.196.000 espectadores por La 1 y un 51.9% de cuota de pantalla. El especial 'Desafío Champions' de TVE promedió un 42,1% de 'share' y 8.748.000 televidentes.