Cifuentes ahorra más de dos millones de euros en altos cargos

Descarga el fichero

Informativo mediodía

| 07.07.2015

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha reducido un 16 por ciento los altos cargos del Gobierno autonómico, lo que supone un ahorro de más de dos millones de euros, según ha informado ella misma en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno extraordinario celebrado este martes.

"Esta reducción obedece a un compromiso electoral del PP y al acuerdo suscrito con Ciudadanos mediante el que adoptamos un compromiso de reducción de la Administración en general", ha indicado Cifuentes, que ha precisado que además de la reducción de una Consejería, se suprimen tres viceconsejerías, ocho direcciones generales, una secretaría general técnica y cinco organismos".

Según Cifuentes, es "una primera reducción muy importante que va a suponer ahorro de mas de 2 millones de euros" en total reducción de un 16 por ciento de los altos cargos de la Comunidad de Madrid", "que va a suponer ahorro de mas de 2 millones de euros" en la Comunidad de Madrid".

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, ha anunciado la supresión de tres viceconsejerías, ocho direcciones generales y cinco organismos del Gobierno regional que suponen la eliminación de un 16% de los altos cargos y un ahorro de dos millones de euros al año.

Tras mantener una reunión extraordinaria de su equipo de Gobierno, Cifuentes ha avanzado esta reestructuración de su Gobierno en una comparecencia de prensa en la que ha explicado que esta "primera reducción" se va a completar en el futuro con otras supresiones que requieren cambios legales.

La reducción de la estructura de la administración y la eliminación de duplicidades, ha explicado, obedece tanto al compromiso electoral del PP como al acuerdo de investidura alcanzado con Ciudadanos, que implica la eliminación de al menos el 25% de los organismos públicos.

Así, ha especificado que se elimina una Consejería (Empleo, Cultura y Turismo), cuyas competencias se distribuyen entre la Consejería de Economía, Empleo y Hacienda, y la recién creada Oficina de Cultura y Turismo, que dependerá de la propia Cifuentes, aunque orgánicamente dependerá de la Consejería de Presidencia y Justicia.

Dicha oficina tendrá tres direcciones generales: Turismo, Patrimonio Cultural (fruto de la fusión de las direcciones generales de Patrimonio Histórico y Bellas Artes, Libro y Archivos) y Promoción Cultural (que se encargará de exposiciones, museos y de las competencias de la también suprimida dirección de Artes Escénicas, Música y Audiovisual).

Junto a la Consejería suprimida, desaparecen tres viceconsejerías, ocho direcciones generales, una secretaría general técnica y cinco organismos: la Agencia Antidroga, el Instituto Madrileño de la Familia y el Menor, el Instituto Madrileño del Deporte, el Centro de Medicina Deportiva y el Instituto de Realojamiento e Integración Social (IRIS).

Las competencias de todos estos organismos serán asumidas por otras áreas, de manera que sus funciones "no se van a dejar de hacer", y la supresión tendrá como única consecuencia el ahorro de los sueldos de los directivos, que Cifuentes ha cifrado en dos millones de euros al pasar de 115 a 97 altos cargos.

La presidenta ha garantizado que no se dejarán de prestar servicios, y como ejemplo ha mencionado la supresión del IRIS, organismo básicamente encargado del realojo sobre todo de grupos de población, que después de la eliminación de la mayor parte de los núcleos chabolistas "ha perdido la finalidad que tenía y sus funciones pueden ser asumidas dentro de la nueva Agencia de Vivienda Social".

De esta manera, ha seguido explicando, se ganará también en "agilidad" para resolver todas las cuestiones relacionadas con la vivienda social, al tramitarse todo en un único organismo.

Las Consejerías más afectadas por la eliminación de altos cargos son Economía, Empleo y Hacienda (un 30% menos); Presidencia, Justicia y Portavocía (24% menos); y Políticas Sociales y Familia (18% de reducción).

Cifuentes ha insistido en que se trata de una primera fase de reducción de la administración -que se va a llevar a cabo de forma inmediata, en cuanto se publique en el Boletín Oficial de la Comunidad-, ya que hay organismos que se crearon a través de leyes y, por tanto, su supresión también ha de hacerse por esa misma vía, bien con leyes ad hoc o bien a través de la ley de acompañamiento de los presupuestos.

Y como ejemplo, ha citado su intención de crear un centro único de emergencias, de manera que el 112 se reconvertirá en una Agencia de Emergencias que, probablemente, implicará la supresión de la dirección general de Protección Civil, lo que requiere una modificación de la ley.