Un gol en el último minuto le complica la vuelta al Real Madrid

Mario Gómez rescata a su equipo tras un sensacional pase de Lahm

El Real Madrid se carga de tarjetas en caso de una hipotética final

Mario Gómez

La Encuesta de Telemadrid

¿Hemos perdido el sentido religioso de la Semana Santa?
¿Hemos perdido el sentido religioso de la Semana Santa?
Si
77%
No
23%

deportes

| 17.04.2012 - 22:56 h

El Real Madrid ha perdido ante el Bayern de Múnich (2-1) en el partido de ida de las semifinales de la Liga de Campeones, un duelo con sabor añejo, que castigó el juego anodino y el conformismo de los pupilos de José Mourinho, obligados a abrazarse al Bernabéu dentro de siete días si quieren regresar a una final de Copa de Europa diez años después.

El Bayern fue un excelente termómetro para el conjunto blanco. Sostenido en un fútbol vertical, con Ribery y Robben como banderas, el equipo de José Mourinho sufrió más de la cuenta, obsesionado con encontrar la fórmula mágica para defenderse y renunciando a llevar la iniciativa. Arbeloa y Coentrao cayeron en la trampa de los germanos, quienes buscaron desde el inicio la pérdida de referencias en los laterales merengues.

Y eso que la primera sensación fue más que positiva para el Real Madrid. Benzema --a los siete minutos-- dispuso del primer lanzamiento que movió a la grada de su asiento y Cristiano se empeñó en alimentar su ego con faltas lejanas. No había excesivo fútbol, pero sí un poso de dominio blanco que desapareció en cuatro mordiscos del Bayern.

El balón parado zarandeó la estabilidad del Real Madrid y lo hizo con justicia. La defensa entregó demasiadas facilidades a un Ribery tremendo y el francés tardó poco en aprovechar la candidez de los españoles. Un córner desde el costado izquierdo acabó en las botas del internacional galo que fusiló a Casillas (1-0, min.17) sin piedad. Volvían los fantasmas, se reaparecieron los 80.

Mourinho, que despegó la historia en la previa, se enfadaba en la banda, pero no se preguntaba el motivo que impedía a los suyos estar a la altura del rival. Balón lejano, ausencia de criterio y entrega obsesiva a Benzema, una isla entre la defensa alemana, bien armada --precisamente-- por su capacidad para ir al corte por Lahm y Alaba.

Volvió a la carga Di María, voluntarioso pero erróneo en las decisiones colectivas; y Khedira hizo un nuevo ejercicio de extrapolación. Da la sensación que entra con calzador en un equipo donde las individualidades son su mejor argumento. El Madrid no propuso, pero sí consiguió su objetivo: un gol.

Antes del tanto del Real Madrid Mario Gómez dejó su esencia con un reverso de manual que salvó Casillas. Llegó el descanso y minutos después, el gol de Ozil, aunque el juego blanco seguía siendo deslabazado, abusando del desplazamiento en largo como camino más corto para llegar a la portería contraria. La aportación ofensiva de Xabi Alonso fue prácticamente nula y la suplencia de Marcelo restó profundidad.

Pero dio igual. El Madrid tiene un don que no tiene otro equipo en el mundo para marcar sin merecerlo. En una jugada que debió haber definido Cristiano --sólo ante Neuer--, el balón acabó en los pies de Benzema. El '9' se inventó un centro-chut que recibió nuevamente el portugués y éste cedió a Ozil, que marcó a placer con un leve toque (1-1, min.52). Empate y a dormir. Mourinho ya estaba feliz.

LA PELOTA DIO LA RAZÓN AL BAYERN

En la última media hora el balón y las ocasiones tuvieron color rojo. Müller añadió efervescencia a los muniqueses y el Real Madrid perdió inteligencia y talento con la sustitución de Ozil. El Bayern llamó a la puerta y encontró destinatario en el último suspiro. Sin propuestas, la pelota dio la razón a los de Jupp Heynckes.

Con el tiempo cumplido, Lahm hurgó nuevamente en la herida. El talón de Aquiles del Real Madrid supuso el gol de la victoria del Bayern. El centro al área del lateral alemán acabó en los pies de Mario Gómez, que colocó el 2-1, la justicia en el marcador y la obligación de ganar en el Bernabéu para volver a Múnich. No se levanten del asiento, ahora viene el Barça.

FICHA TÉCNICA.

--RESULTADO: BAYERN MUNICH, 2 - REAL MADRID, 1. (1-0, al descanso).

--ALINEACIONES.

BAYERN MUNICH: Neuer; Lahm, Boateng, Badstuber, Alaba; Schweinsteiger (Müller, min.61), Gustavo; Robben, Kroos, Ribery y Mario Gómez.

REAL MADRID: Casillas, Arbeloa, Pepe, Sergio Ramos, Coentrao; Khedira, Xabi Alonso, Di María (Granero, min.79), Özil (Marcelo, min.69), Cristiano Ronaldo y Benzema (Higuaín, min.84).

--GOLES:

1-0, min.17, Ribery.

1-1, min.53, Ozil.

2-1, min.90, Mario Gómez.

--ÁRBITRO: Howard Webb (ING). Amonestó con tarjeta amarilla a Badstuber (min.31), Robben (min.37) y Lahm (min.65) en el Bayern y a Xabi Alonso (min.55), Coentrao (min.55), Di María (min.60), Sergio Ramos (min.76), Higuaín (min.92) y Marcelo (min.92) en el Real Madrid.

--ESTADIO: Allianz Arena.

Redacción Telemadrid.es |redaccion.internet@telemadrid.es | contactar con el redactor
Escribe tu comentario¿Quieres participar?
(If you're a human, don't change the following field)
Your first name.
El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
4 + 0 =
Para prevenir spam automático, por favor, resuelve esta pregunta de matemáticas.
© Copyright 2010 Telemadrid Todos los derechos reservados