Las palmas ya no suenan en los tablaos

Los tablaos flamencos piden al gobierno un cambio de palo que les permita renacer tras la pandemia.

El 90 por ciento de su clientela son extranjeros y no regresarán a sus locales, al menos, hasta julio.

La crisis está afectando de lleno a los tablaos. Unos templos del flamenco marcados por la cercanía del público y los artistas.

Tras el cierre de Casa Patas, muchos no se plantean abrir hasta el año que viene. Los tablaos flamencos se reivindican como parte de ese Patrimonio Inmaterial de la Humanidad que supone este arte. Son más de cien tablaos en España, 21 en Madrid con licencias de restaurante espectáculo y un 95% de clientes extranjeros.

"Los tablaos necesitan del público internacional"

En Sevilla, el tablao Los Gallos cerró el 15 de marzo y no abrirá hasta febrero de 2021. En Granada, el virus también ha paralizado el flamenco.

"Granada es una ciudad turística y los tablaos necesitan del público internacional" aseguran. El flamenco es un género castigado y dolorido tras la crisis.

La imagen es desoladora. Sillas y mesas vacías. El cante jondo nunca sonó más dramático que en estas semanas de desescalada sin clientes.

Muchos tablaos aseguran que no pueden mantener su viabilidad económica si no es con el 100% de su aforo.

La Asociación Nacional de Tablaos, piden al Gobierno y a la ministra de Turismo que les ayuden a mantener los ERTE's por más tiempo y que les dejen tener aforo sin restricciones.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Flamenco