El rey Juan Carlos acusa a la Fiscalía de vulnerar su presunción de inocencia

El rey Juan Carlos ha acusado a la Fiscalía del Tribunal Supremo de conculcar "de manera evidente el principio de presunción de inocencia" a cuenta de la comisión rogatoria enviada a las autoridades suizas por indicios de criminalidad en un supuesto cobro de comisiones por negocios internacionales.

Residente en Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos) desde hace más de un año, el anterior jefe del Estado ha emitido un comunicado a través de su abogado para salir al paso de la difusión por el diario El Mundo del contenido de una comunicación a Suiza remitida por el fiscal instructor de las diligencias que se siguen contra él en el Supremo.

El periódico asegura que el padre del actual monarca cobró "comisiones y otras prestaciones de similar carácter en virtud de su intermediación en negocios empresariales internacionales", ante lo cual la Fiscalía ha precisado que son las autoridades suizas las que deben "confirmar o descartar" los "indicios de criminalidad" que ha apreciado en su investigación.

Entre tanto, el letrado del rey emérito, Javier Sánchez-Junco, ha advertido de que las imputaciones de la Fiscalía se realizan "sin apoyatura alguna" y además "son carentes de la más mínima justificación". Y ha denunciado que al vulnerar la presunción de inocencia "que ampara a todo ciudadano" se traslada a la opinión pública "valoraciones y consideraciones que perjudican gravemente" a don Juan Carlos.

El abogado destaca que la comunicación a Suiza, hecha hace casi siete meses, contiene "graves afirmaciones e imputaciones de conductas que se realizan, a nuestro juicio, estando contradichas por otros hechos de los que nada se dice".

El Ministerio Público se ha limitado a subrayar en un breve comunicado que corresponde a las autoridades suizas confirmar o no los indicios detectados en sus pesquisas y ha recordado que mantiene abiertas tres diligencias de investigación sobre el rey emérito.

Una se refiere al cobro de 65 millones de euros por presuntas comisiones de las obras del tren de alta velocidad Medina-La Meca (Arabia Saudí), otra indaga si recibió donaciones no declaradas y una tercera pretende averiguar si ocultó fondos en paraísos fiscales.