El sector del taxi baraja recurrir judicialmente  la ordenanza de movilidad y estudia movilizaciones en otoño

Foto: Telemadrid |Vídeo: Telemadrid

Críticas desde el sector del taxi a la nueva ordenanza de movilidad que el ayuntamiento de Madrid va a aprobar la próxima semana. Sus representantes se han reunido con los concejales de Más Madrid y coinciden en que la ordenanza perjudicará al transporte público, al permitir la entrada de 50.000 vehículos más. Desde el taxi no descartan movilizaciones y llevarla a los tribunales.

El presidente de la Federación Profesional del Taxi, Julio Sanz García, ha cargado contra una ordenanza presentada "con nocturnidad y alevosía, en pleno periodo estival". Es un texto que "no fomenta el transporte colectivo y es regresivo porque permitirá el acceso a más vehículos y más horas en la zona centro", ha dicho.

El acento lo ha puesto en "estas prisas en sacar esta ordenanza, que chocan con otra, la ordenanza reguladora de los servicios de arrendamiento de vehículos con conductor, que el Ayuntamiento lleva guardada durante más de dos años y que por oscuros intereses no la saca".

Para el presidente de la Federación, el texto es "un desprecio al colectivo del taxi" y ha manifestado la "intención de ir al final con esta ordenanza porque es perjudicial para los ciudadanos de Madrid y va en contra de preservar el centro con un aire saludable".

Se plantean acudir a los tribunales una vez aprobada la ordenanza en la capital porque irán "contra todo lo que atente contra los derechos mas elementos de los ciudadanos y de un colectivo como el del taxi, totalmente olvidado, fuera de toda inspección de control y sanción de una nueva modalidad de transporte como son los vehículos de arrendamiento con conductor, que literalmente nos roban a diario".

HASTA 50.000 VEHICULOS DIARIOS MAS

De su lado, el presidente de la asociación Elite, Javier Fernández Valero, ha mostrado su rechazo a una norma que introduce "mayor flexibilización permitiendo que entre todo tipo de vehículo de forma indiscriminada, sin controlar qué tipo entra", e "incrementando entre 50.000 y 60.000 más los que entrarán" a diario en la zona de bajas emisiones.

Esto hará "complicado andar, circular". Y será posible de la mano de una ordenanza hecha "a cascoporro, de golpe, deprisa y corriendo, de mala forma, con pocas consultas porque no se tienen en cuenta a las alegaciones que hacen las asociaciones del taxi".

Mejores Momentos

Programas Completos