Un robot retirará a partir del martes los forjados afectados en la explosión de General Pardiñas

Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

Se cumple una semana de la explosión en el edificio de General Pardiñas 35, en el centro de Madrid en la que dos operarios que realizaban unas obras en el inmueble murieron atrapados entre los escombros. El siniestro provocó también el desalojo de los edificios colindantes.

Solo algunos vecinos de los edificios cercanos han regresado ya a sus casas.

Investigan si más obreros robaron en casas afectadas por la explosión en General Pardiñas
Investigan si más obreros robaron en casas afectadas por la explosión en General Pardiñas
Investigan si más obreros robaron en casas afectadas por la explosión en General Pardiñas

Investigan si más obreros robaron en casas afectadas por la explosión en General Pardiñas

Continúan los trabajos para asegurar la zona y los inmuebles, pero ya está todo casi listo para comenzar lo que es el derribo parcial del edificio afectado.

Finalmente, se va a intentar salvar el torreón y hacer habitables las viviendas de la calle Ayala 78. Se están retirando las 20 toneladas de escombros que aún quedan dentro y se está poniendo un corsé para evitar el riesgo de derrumbe del edificio.

Un robot retirará a partir del martes los forjados afectados.

Se procederá al derrumbe parcial del edificio afectado por la explosión de la calle General Pardiñas
Se procederá al derrumbe parcial del edificio afectado por la explosión de la calle General Pardiñas
Se procederá al derrumbe parcial del edificio afectado por la explosión de la calle General Pardiñas

Se procederá al derrumbe parcial del edificio afectado por la explosión de la calle General Pardiñas

"La demolición en sí ya ha empezado, hemos empezado a retirar todos los elementos que habían sido expulsados con una gran acumulación de escombros, para dar seguridad estructural al edificio de Ayala, 78. Estamos pendientes de apuntalar todo el edificio para que los vecinos del área contraria puedan entrar en sus casas cuanto antes", ha trasladado el delegado del área de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, a los medios de comunicación desde la zona afectada.

De igual forma, ha detallado que ya han llegado las grúas y se está realizando un sistema de monitorización de toda la fachada, que es lo que más preocupa, para "tener constancia de cada movimiento" y evitar su posible demolición, mediante sensores en tiempo real.

El objetivo, según ha afirmado el delegado, es intentar salvar el torreón del edificio, que en primer lugar iba a ser demolido pero los técnicos han decidido finalmente salvarlo. Para ello también se instalará un andamio interior. "Vamos a poner un corsé al edificio para evitar cualquier tipo de movimiento de la estructura", ha concretado.

Recomendamos

Mejores Momentos

Programas Completos