Vídeo: Telemadrid | Foto: EFE

El Supremo acuerda repetir el juicio a Otegi por el intento de recomponer el brazo político de ETA

Arnaldo Otegi, el líder de Bildu, volverá a ser juzgado por el intento de recomponer el brazo político de ETA. Es una decisión que ha tomado el Supremo este lunes y lo ha hecho por unanimidad.

El Tribunal Supremo ha dictaminado que el juicio contra el líder de EH Bildu debe repetirse, de acuerdo a la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Otegi y otros cuatro dirigentes de Batasuna fueron condenado a 10 años de cárcel pero la Justicia europea consideró que no tuvieron un juez imparcial.

La decisión se ha adoptado por el Pleno de la Sala, compuesto por 16 magistrados, en cumplimiento del art. 4.2 del protocolo 7 del Convenio Europeo de Derechos Humanos, que excluye la prohibición de doble enjuiciamiento en supuestos como el que ahora se resuelve.

Condenados por la Audiencia Nacional

La sentencia -de la que es ponente Miguel Colmenero y cuyo contenido se conocerá en los próximos días- coincide con la posición del Ministerio Fiscal que pidió celebrar un nuevo juicio para evitar que los hechos quedaran imprejuzgados ya "que un defecto procesal no puede convertirse en una exención penal", tras el fallo del TEDH.

Otegi y el exdirigente sindical abertzale Rafael Díez Usabiaga fueron condenados por la Audiencia Nacional a 10 años de prisión por pertenencia o integración en organización terrorista y otros tantos de inhabilitación, mientras que al resto -Miren Zabaleta, Sonia Jacinto y Arkaitz Rodríguez- les impuso 8 años de cárcel.

Por falta de imparcialidad

Al revisar la sentencia, el Supremo rebajó las penas a entre 6 y 6 años y medio, un fallo que más tarde avaló el Tribunal Constitucional; no así el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), con sede en Estrasburgo, que acabó dando la razón a los condenados al estimar que se vulneró el Convenio Europeo de Derechos Humanos por falta de imparcialidad de una magistrada que les juzgó.

En el origen del recurso al TEDH está la respuesta que dio la magistrada Ángela Murillo cuando Otegi, en la vista de una causa anterior, no quiso contestar si condenaba la violencia: "Ya sabía yo que no me iba a responder a esa pregunta". A lo que Otegi replicó: "Yo también sabía que lo iba a preguntar".

Otegi, que salió de prisión en marzo de 2016, recurrió la parcialidad de Murillo en este juicio, y el Supremo le dio la razón, pero no ocurrió lo mismo con respecto a la recusación de la jueza en la causa de Bateragune.

Mejores Momentos

Programas Completos