Sánchez apunta la segunda quincena de mayo para la desescalada

Nueva prórroga del estado de alarma. El Gobierno de Pedro Sánchez ha logrado este miércoles la autorización del Congreso para decretar la tercera prórroga del estado de alarma para atajar la propagación del coronavirus y que durará hasta el 10 de mayo.

El amplio respaldo que ha obtenido el Gobierno proviene de los votos del PSOE, PP, Unidas Podemos, Cs, PNV y las formaciones de Más País, Compromís, UPN, Coalición Canaria, Nueva Canarias, Foro, Teruel Existe y PRC. En total, 269 síes, 60 noes y 16 abstenciones de un total de 350 escaños.

Se han abstenido G, en tanto que la han rechazado Vox, JxCat (la formación independentista, por primera vez desde que se decretó el estado de alarma) y la CUP.

Ha sido en una sesión en la que Pedro Sánchez ha tenido que escuchar muchas críticas de la oposición y de los grupos que apoyan su Ejecutivo. PP y Ciudadanos avanzan su apoyo crítico, ERC se abstiene con tono negativo y Vox y nacionalistas le niegan su apoyo.

Sánchez consiguió el apoyo necesario para extender el estado de alarma hasta el 11 de mayo. Es la tercera prórroga que pide al Congreso por razón de la pandemia de Covid-19.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, subrayó este miércoles que ya se puede “diseñar el próximo escenario, el de la desescalada” pero siendo “extremadamente cautelosos” en las medidas de alivio ante las restricciones por la pandemia del Covid-19. Así lo trasladó desde la tribuna del Congreso en su intervención para solicitar una nueva prórroga del estado de alarma, la tercera, pero por primera vez con un “escenenaro prudentemente optimista”. “Tenemos que ser extremadamente cautelosos”, remarcó Sánchez, porque “en una situación de extrema gravedad como la que vivimos, es obvio que cualquier optimismo debe ir acompañado de la prudencia” pero apuntó que se mantiene el “horizonte” de mayo para la desescala.

Reconoció que ha pecado de "prudencia" en algunas decisiones como la de las salidas infantiles pero, sostuvo, que ha sabido rectificar.

Muchos de los grupos parlamentarios que han dicho ¨si", sólo lo hacen por responsabilidad. Desde el Partido Popular, su lider Pablo Casado le reprocha que no hable de las víctimas de la pandemia y no pida perdón por su errores.

Casado, ha acusado al Ejecutivo de "incompetencia", "ineficacia" e "imprevisión" en la crisis del coronavirus pero, pese a estas críticas, ha anunciado que el Grupo Popular apoyará la prórroga del estado de alarma, exigiendo a Sánchez que cumpla ahora "con su parte". "No digan que han pecado de prudencia, están pecando de incompetencia y con nuestros hijos no se juega y con la salud de los españoles, tampoco", ha proclamado.

La misma advertencia le llega de sus socios: PNV y ERC. Aitor Esteban y Gabriel Rufíán le han exigido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que permita que las Comunidades Autónomas participen en las medidas de desconfinamiento que se irán tomando en las próximas semanas y sean las encargadas de aplicarlas en sus territorios, o sus partido no apoyarán otra prórroga del estado de alarma.

Ciudadanos avisa a Sánchez de que su apoyo no es un "cheque en blanco" y ha subrayado que su respaldo es para "salvar vidas y empleos". Edmundo Bal, le ha reprochado que "ha llegado tarde a esta crisis, lo ha hecho bastante mal" y, además, "se niega a reconocer ningún error". "Estamos a su lado no para ocultar estos errores, sino para ayudar a que no los vuelva a cometer", ha recalcado.

La critica más dura la del portavoz de de Vox, Santiago Abascal que ha exigido su dimisión la de todo su gobierno por considerarlo "un peligro para la vida, la salud, el bienestar económico y las libertades de los españoles".

Mejores Momentos

Programas Completos