Biden sugiere que los jueces del Supremo son "extremistas" de Trump

  • Las protestas en contra y a favor de la ilegalización del aborto recorren las calles de EEUU 
  • Enfrentamientos en Los Ángeles tras conocerse la intención del Supremo de derogar este derecho federal
Foto: EP |Vídeo: Telemadrid

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, sugirió este miércoles que los jueces del Tribunal Supremo del país que se inclinan por revocar el derecho al aborto son "extremistas" y pertenecen a lo que definió como "gente de MAGA", en referencia al eslogan de expresidente Donald Trump (2017-2021).

Al ser preguntado sobre la controversia en torno al derecho al aborto después de que el lunes se filtrase un borrador sobre una posible sentencia del Supremo, Biden vinculó a los magistrados con la "gente de MAGA", acrónimo de "Make America Great Again" (Hagamos a EEUU grande de nuevo), el eslogan de campaña y de la presidencia de Trump.

Los jueces reconocen su posición

El Tribunal Supremo de Estados Unidos ha confirmado que la filtración en la que ponen en duda el derecho al aborto, es auténtica.

El borrador sobre la decisión que ilegalizaría la interrupción voluntaria del embarazo ha provocado el rechazo del presidente de Estados Unidos y agita las próximas elecciones del próximo otoño.

Las protestas a favor y en contra del aborto recorren todo el país. En Los Ángeles ha habido choques con la Policía.

Filtran un borrador del Supremo que ilegalizaría el aborto en EEUU
Filtran un borrador del Supremo que ilegalizaría el aborto en EEUU
Filtran un borrador del Supremo que ilegalizaría el aborto en EEUU

Filtran un borrador del Supremo que ilegalizaría el aborto en EEUU

El presidente espera que el fallo no sea definitivo. “Si esta decisión se mantiene, es bastante radical”, afirmó Biden mientras la vicepresidenta Harris lo califica como un ataque a los derechos de las mujeres. Los republicanos han condenado la filtración y acusan a los demócratas de orquestarla para intimidar a los jueces. Los demócratas afirman que el 69% de los estadounidenses quieren que se mantenga una ley del aborto.

Una experta de la Universidad de Columbia afirma que si el fallo es definitivo cada Estado tendrá que decidir si quiere penalizar o no el aborto. La interrupción voluntaria del embarazo dejaría de ser en Estados Unidos un derecho constitucional.

Recomendamos

Mejores Momentos

Programas Completos