Así es la escobilla eléctrica patentada por un madrileño

Foto: REDACCIÓN |Vídeo: Telemadrid

Limpiar el cuarto de baño es sin duda una de las tareas más pesadas. Para limpiar bien el inodoro, hay que agacharse e incluso, arrodillarse. Pero a Emilio se le ocurrió una buena idea. “Me dije: ¿Cómo que tengo que arrodillarme para limpiar? No, no y no”.

La escobilla eléctrica que ya usan en algunos hoteles

Emilio es de Alcalá de Henares, y se le ocurrió este invento hace ya cinco años. Tardó uno en crear el prototipo, y ya lleva cuatro años a la venta. El primer hotel en comprarlo fue Ilunion.

“Fue difícil venderlas. He tenido que hacer muchos kilómetros y visitar muchas ferias”.

Y es que invertir en un invento sale muy caro. Emilio gastó cerca de 70.000 euros en el proyecto y en la promoción del invento. Cinco años después, aún no ha amortizado la inversión. “Me quedarán todavía unos 40.000 euros por amortizar”.

Además está la competencia… Emilio asegura que los chinos ya le han copiado la idea: “Me han copiado un poco la idea, porque son muy hábiles, pero como esta aún no la han hecho”.

Solo el molde de la carcasa de la escobilla le costó 20.000 euros, y tuvo que ir a Portugal para hacerlo.

Emilio inventó su escobilla eléctrica hace cinco años. Sus principales clientes son hoteles

La escobilla funciona a 1600 revoluciones y aunque sirve para cualquier hogar, sus principales clientes son hoteles “porque este aparato en una hora limpia 25 cuartos de baño”.

Estas escobillas eléctricas se comercializan a 50 euros la unidad

Él mismo monta el producto en su casa. “Habré hecho ya 400 o 500 escobillas”. Solo tarda diez minutos en montar una. Y aunque tiene una medalla de plata por su invento (en la Feria de Taiwán), su escobilla, que tuvo mucha aceptación, no consiguió por entonces ningún cliente.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de inventos