Vídeo: Telemadrid | Foto: REDACCIÓN

El buitre leonado, un animal casi amenazado que aún no cuenta con demasiado turismo

La segunda colonia de buitre leonado más grande del mundo se encuentra a solo un kilómetro de la Comunidad de Madrid, en el Parque Natural de las Hoces del río Riaza, en Segovia. En el refugio de Montejo hay un observatorio cerrado al turismo . Allí se alimenta a los buitres con desperdicios de cordero recogidos en los mataderos de la zona.

El objetivo es proteger a una especie que se encuentra al límite de ser considerada como especie amenazada. Se calcula que en España, que aglutina el 90% de la población de este ave de Europa, hay cerca de 37.000 parejas.

Protectoras de la salud del ganado

En este refugio de las Hoces del río Riaza hay más de 400 buitres. Se encuentran en un muladar. Así es como se llamaba antes al lugar donde se llevaban los animales muertos para que los buitres pudieran alimentarse y ayudar a eliminar la carroña.

Con ello, los ganaderos se aseguraban de no tener en la zona animales en descomposición que pudieran contribuir a la expansión de enfermedades entre el ganado.

El refugio del buitre leonado en las Hoces del río Riaza se creó por iniciativa de Félix Rodríguez de la Fuente en 1974

El refugio se creó en 1974 por iniciativa de Félix Rodríguez de la Fuente, y desde su creación, han conseguido triplicar la colonia de buitres leonados. En su día se creó para subsanar la carencia de alimentos entre los buitres. Esta especie, el buitre leonado, solo se ve, además de en España, en Italia y Francia.

El Parque Natural de las Hoces del río Riaza abarca 5.185 hectáreas y a pesar de que sobrevuelan la zona más de mil buitres, no recibe aún mucho turismo.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Turismo