Pablo, el frutero que lleva productos frescos a los pueblos más pequeños de Madrid

  • En Canencia se encuentra el mercadillo más pequeño de la Comunidad de Madrid con tan solo dos puestos 
Foto: Redacción |Vídeo: Telemadrid

Canencia es una localidad de la Sierra Norte de Madrid con 461 habitantes censados y aquí se encuentra el mercadillo más pequeño de la Comunidad de Madrid ya que está compuesto únicamente por uno o dos puestos, depende del día.

Uno de ellos lo lleva Loli que vende ropa interior y el otro es de Pablo, un frutero que lleva más de 30 años llevando su frutería móvil por los pueblos más pequeños de Madrid.

Mi cámara y yo: ¡Nos lo quitan de las manos!
Mi cámara y yo: ¡Nos lo quitan de las manos!
Mi cámara y yo: ¡Nos lo quitan de las manos!

Mi cámara y yo: ¡Nos lo quitan de las manos!

Pero la labor de Pablo va más allá de la de un simple vendedor porque se esfuerza mucho cada día para que a ninguno de sus clientes les falta de nada en su mesa, ya que, si él no fuera a estas localidades, habría mucha gente mayor que no podría tener siempre fruta fresca.

"Voy a pueblos donde viven doce mujeres o dos familias"

Este frutero cambió la granja de cerdos por este camión frutería con el que llega a unos cinco pueblos al día, lugares prácticamente deshabitados.

"Voy a pueblos donde viven doce mujeres o dos familias. Aquí ni va nadie ni tampoco tienen medios para ir a comprar y si no fuera yo, la gente, pobrecilla, lo iba a pasar mal porque algunos son muy mayores", nos ha contado Pablo.

Además, para facilitar aun más las cosas, Pablo admite el pago con tarjeta porque en Canencia, por ejemplo, cerraron la sucursal del banco lo que dificulta el tener efectivo a mano.

"Yo soy feliz yendo a ver a mis viejitas, como digo yo", afirma.

Recomendamos

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Cesta de la compra