Vídeo: Telemadrid | Foto: REDACCIÓN

Noelia, una mamá ciega realmente extraordinaria

Noelia trabaja en un laboratorio de pruebas médicas en atención al cliente. Además, es madre de una niña de 6 años, “lo mejor de mi vida”, nos confiesa. Hasta aquí, todo normal. Sin embargo, su vida no es ni ha sido sencilla. Ciega desde casi su nacimiento y abandonada por el padre de su hija, ha luchado sin tregua por salir sola adelante durante muchos años. Esta es la conmovedora historia de una mujer realmente extraordinaria.

Madre soltera y ciega

Como muchas otras mujeres, Noelia fue madre soltera. Cuando ella estaba embarazada de 8 meses casi a punto de dar a luz, su entonces pareja le dijo que se quedaba en Ecuador y que no volvería. Sus padres le ofrecieron irse a su casa cuando nació su hija pero ella prefirió cuidarla por si misma.

A los nervios y falta de práctica de cualquier madre primeriza, hay que sumarle que Noelia es ciega prácticamente desde el nacimiento. Cuando su madre dio a luz, con solo seis meses de gestación, pesaba 800 gramos, y un exceso de oxígeno en la incubadora le provocó su ceguera. Aunque eso no fue un impedimento para que ella criara sola a su hija: le preparaba los biberones, la bañaba o ponía los pañales con una precisión milimétrica. Con mucho amor y dedicación pudo con todo. Ahora, su hija Alba con solo 6 años le devuelve todo ese amor con besos, abrazos y ayudándola en todo lo que puede.

Noelia, que es ciega casi desde su nacimiento, crió sola a su hija, como madre soltera

Noelia es otra de las mujeres extraordinarias que hemos entrevistado en “Mi cámara y yo”. Nos ha contado su historia resaltando siempre todo lo positivo que la vida le ha regalado. Ahora por fin sonríe y presume de familia: una hija a la que adora y un nuevo compañero "que es mi amigo, mi pilar y sí, también mi novio", nos confiesa.

Mejores Momentos

Programas Completos