Luxemburgo, ese gran desconocido

Luxemburgo
Luxemburgo |Archivo

En pleno corazón de Europa, se encuentra Luxemburgo, un país pequeño en extensión, con 2586 kilómetros cuadrados, pero de gran importancia para la Unión Europea debido a que aquí se concentran algunas de sus instituciones más importantes como el Banco Europeo de Inversiones, los Tribunales de Justicia y de Cuentas o la Secretaría General.

Como decíamos, Luxemburgo es uno de los países más pequeños del mundo y tiene frontera con Francia, Alemania y Bélgica, de ahí que disponga de tres idiomas oficiales, el francés, el alemán y el luxemburgués. Para documentos y propósitos administrativos, las lenguas empleadas son el francés y el alemán mientras que el luxemburgués se utiliza para la vida cotidiana. En los colegios se enseñan los tres a los más pequeños puesto que si quieres desempeñar un puesto público, deber ser conocedor de los tres idiomas oficiales del país.

En cuanto a su forma de gobierno, se trata de un Gran Ducado, una monarquía parlamentaria constitucional donde el Gran Duque es el Jefe del Estado, puesto ocupado actualmente por Henri que sustituyó a su padre en el año 2.000.

Su posición estratégica le hizo ser víctima de numerosos intentos de dominio por parte de otras naciones

La posición de Luxemburgo en Europa le llevo a ser víctima de numerosos enfrentamientos para hacerse con este espacio tan estratégico en el continente, pero todo acabó en 1867 con la firma del Tratado de Londres. De aquí surgió un lema, “Mir wëlle bleiwe, war mir sin”, que significa “Queremos seguir siendo lo que somos”, para dejar claro que quieren seguir gozando de la independencia del país y no volver a ser víctima de los intentos de dominio por parte de otras naciones.

Y es curioso como una de sus construcciones defensivas se ha convertido en uno de los lugares más turísticos del país. Hablamos de ‘El Bock’, una elevación del terreno que se conoce como promontorio y que proporcionaba a los ciudadanos una protección natural por las montañas.

Este promontorio fue utilizado con este fin por primera vez en la Edad Media y continuó siendo muy importante a lo largo de los siglos como castillo de defensa. Años después, su grandiosidad hizo que fuese nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

¿Cómo es la vida en Luxemburgo en la actualidad?

Una de las ventajas de vivir en Luxemburgo es que, desde el 1 de marzo de 2020, el transporte público en trenes, autobuses o tranvías, es totalmente gratuito convirtiéndose en el primer país del mundo en llevas a cabo esta iniciativa para minimizar el tráfico y disminuir así la contaminación.

En cuanto a la seguridad de sus ciudadanos, podemos decir que es un lugar que goza de bastante seguridad ocupando el sexto puesto en el mundo con la tasa de delincuencia más baja. En los primeros puestos se encuentran países como Suecia, Suiza, Alemania, Holanda y Japón.

Las mascotas también gozan de una vida plena de derechos en este territorio completamente ‘Pet Friendly’ donde los animales son bien recibidos en restaurantes y tiendas.

Una curiosidad de los derechos y las obligaciones de los ciudadanos lo encontramos en el voto ya que en Luxemburgo es obligatorio acudir a votar y si no vas, debes tener un motivo justificado. De no ser así, puedes enfrentarte a una pena de prisión.