Jaime Lorente: "La fama tiene algo de cutre que a mí no me gusta nada"

  • El actor defiende en el escenario del Pavón Teatro Kamikaze el monólogo 'Matar cansa'

Tras su éxito en producciones archifamosas como 'La Casa de Papel' o 'Élite', Jaime Lorente vuelve a casa, al teatro. El actor murciano protagoniza en el Pavón Teatro Kamikaze 'Matar cansa', un monólogo de Santiago Loza en el que da vida al admirador de un asesino en serie.

"Es una función muy comprometida, de mucha intensidad y acabo muy cansado", confiesa Jaime. La obra es una reflexión sobre la figura del asesino: "Llegas a entender, aunque no compartir, por qué hace lo que hace", explica el actor.

"No me siento identificado con los papeles de malo... de hecho yo me considero buena persona"

Tanto en las series como en el teatro, Jaime continúa interpretando personajes duros, con su cara de pocos amigos: "No me siento identificado con los papeles de malo... de hecho yo me considero buena persona", dice divertido.

La intimidad y la intensidad de un monólogo teatral poco tienen que ver con la fama mundial que series como 'La Casa de Papel' le han otorgado: "Me siento muy agradecido, pero tu vida cambia mucho porque estás más expuesto y es más fácil que te lleves tortazos... Además hay que mantener los pies en el suelo", dice Jaime.

Y es que el camino de la fama no es el que prefiere transitar: "La fama tiene algo de cutre que a mí no me gusta nada".

"Con el teatro encontré un lugar donde me sentía útil"

La popularid hoy en día se mide a base de likes y Jaime Lorente es uno de los actores más seguidos a través de las redes sociales, aunque confiesa que se ha aburrido bastante de ellas: "La verdad es que no estoy muy pendiente aunque las utilizo mucho para la promoción", aclara.

Por eso el teatro supone un refugio para el actor: "De joven podía pasar horas ensayando y leyendo teatro, encontré un lugar donde me sentía útil y lo tuve fácil porque mis padres, hermanos y amigos me apoyaron".

Y no para. Jaime participa en la serie 'El Cid', otra superproducción exigente que está a punto de estrenarse y que le ha mantenido en forma: "no pienso pisar el gimansio en mucho tiempo".