Diego González Rivas: "Le hemos dado un aire moderno a la cirugía torácica"

  • Este eminente doctor coruñés es uno de los cirujanos torácicos de referencia en el mundo gracias a sus miles de intervenciones en 123 países y a su técnica mínimamente invasiva

Diego González Rivas es uno de los cirujanos torácicos de referencia en el mundo gracias a sus miles de intervenciones en 123 países y a su técnica Uniportal VATS, una cirugía mínimamente invasiva con múltiples beneficios para los pacientes operados.

Este coruñés opera a 850 pacientes al año, enseña su técnica en hospitales y centros educativos de todo el mundo y publica en las más prestigiosas revistas científicas.

“Vi que con la cirugía se podía ayudar a la gente de una manera más gratificante”

Amante de las manualidades desde niño, González Rivas encontró en su vocación médica la manera de llevar a la práctica el sentimiento altruista de curar a los demás: “Vi que con la cirugía se podía ayudar a la gente de una manera más gratificante”, asegura el doctor en Madrid Directo.

“Cuando operas, la salud del enfermo está en tus manos, tanto si lo haces bien como si lo haces mal... Los errores del cirujano son evidentes”, continúa diciendo.

La especialidad torácica fue “una decisión de última hora”, afirma el cirujano. “Era una especialidad muy poco conocida entonces y ahora tiene muchísimo futuro”.

Inteligencia Artificial contra el cáncer
Inteligencia Artificial contra el cáncer
Inteligencia Artificial contra el cáncer

Inteligencia Artificial contra el cáncer

UNIPORTAL VATS, UNA TÉCNICA REVOLUCIONARIA

Hablamos con el doctor al final de su jornada. Hoy está operando en Alemania: “Le hemos dado un aire moderno a la cirugía torácica usando toda la tecnología disponible”, asegura.

González Rivas ha sido pionero en su campo gracias a su técnica Uniportal VATS asistida por el robot Da Vinci, que comenzó a utilizar en 2010: Operamos con tan solo una incisión de tres centímetros que infringe menos dolor al paciente y le permite una recuperación mucho más rápida, explica el doctor.

Dada su experiencia en la mesa de operaciones, González Rivas interviene a pacientes cuyo pronóstico en la cirugía es especialmente complicado: “Son los casos que me gustan más, en el sentido que puedo aportar toda mi experiencia, pero siempre que sean casos oncológicos”, explica el doctor.

“Es cierto que a veces rescato casos que han sido valorados en otro hospital donde los cirujanos no tienen tanta experiencia o consideran que una cirugía abierta sería demasiado invasiva para el paciente". Son casos muy complejos técnicamente por la localización del tumor, "ahí es donde yo puedo aportar”, asegura.

“La edad no importan tanto como el estado de salud del paciente”

El cáncer no entiende de edades. Por las manos de González Rivas han pasado desde niños a ancianos: “La edad no importan tanto como el estado de salud del paciente”, afirma. “Hay que luchar hasta que se agoten todas las posibilidades. Siempre que haya una mínima posibilidad de supervivencia hay que ir a por ella”, continúa diciendo.

“También hay casos en que no podemos hacer nada, incluso niños, cuando el tumor se ha extendido y la cirugía ahí ya no tiene un papel curativo”, se lamenta.

Un equipo del CSIC halla una vía para frenar los tumores
Un equipo del CSIC halla una vía para frenar los tumores
Un equipo del CSIC halla una vía para frenar los tumores

Un equipo del CSIC halla una vía para frenar los tumores

LA PANDEMIA, “UN FRENO ABSOLUTO”

Acostumbrado a vivir prácticamente en un avión, la pandemia del coronavirus ha sido un gran contratiempo para González Rivas: “Fue un freno absoluto en mi vida. En 2020 tenía toda la agenda organizada hasta diciembre, incluido Shanghái donde opero 6 meses al año”.

El cirujano se encontraba operando en África cuando se decretó el estado de alarma: “Estaba esperando en Argelia muy asustado porque no sabía si podría salir o no. Se cerraron las fronteras y no pude viajar a ningún destino”.

A consecuencia del confinamiento, González Rivas tuvo que cancelar cursos y operaciones en todo el mundo. Cuando se recuperó la movilidad, “recuerdo estar solo en los aeropuertos”, cuenta.

A pesar del freno de la pandemia, asegura que el periodo de confinamiento le sirvió para estar más tranquilo junto a su familia y amigos. Aprovechando el parón, González Rivas inició un programa de cirugía en Madrid, en el Hospital Vithas Madrid Aravaca.

Mariano Barbacid: “Si la gente dejara de fumar se evitarían miles de cánceres”
Mariano Barbacid: “Si la gente dejara de fumar se evitarían miles de cánceres”
Mariano Barbacid: “Si la gente dejara de fumar se evitarían miles de cánceres”

Mariano Barbacid: “Si la gente dejara de fumar se evitarían miles de cánceres”

EL CÁNCER, UNA ENFERMEDAD CRÓNICA

La pregunta es obligada a quienes trabajan para devolver la salud a los enfermos de cáncer, como es el caso de González Rivas: ¿Desaparecerá la enfermedad?. En opinión del doctor, es muy difícil que desaparezca porque ni siquiera se saben todos los factores implicados.

Pero la medicina espera poder convertirla en una enfermedad crónica, asegura el doctor. “Cuando el cáncer no es avanzado lo podemos curar con técnicas como la cirugía. En casos avanzados, ahora le podemos dar supervivencia al paciente, casi como si fuera una enfermedad crónica, gracias a los avances en las técnicas y los estudios genéticos”.

González Rivas fue nominado al premio princesa de Asturias en el año 2018 donde quedó finalista y ha sido galardonado con el premio Top Doctors durante 5 años consecutivos (del 2014-2018).

Programas Completos

Más de Salud