Vídeo: Telemadrid | Foto: Redacción

Los afectados por ERTE vuelven a ser los afectados en la declaración de la Renta

Hacienda lo tiene claro, este año también pagan los más vulnerables que todavía no han conseguido recuperarse de los estragos de la pandemia.

Es el caso de todos aquellos que han recibido el ingreso mínimo vital que, a pesar de que no tendrán que pagar nada, sí que tendrán la obligación de hacer la declaración.

Muy diferente es la situación para todos aquellos que estuvieron en ERTE durante el 2020 porque debido a que no se les retuvo nada del importe que percibían mes a mes, ahora tendrán que abonar toda esa cantidad.

Los mismo ingresos en una persona con ERTE o sin ERTE cambian completamente la declaración de la Renta

Y para verlo más claro hemos puesto un ejemplo. Una persona que el año pasado haya ganado 22.000 euros brutos anuales tendrá que pagar 0 euros en la declaración porque se le realizaron las retenciones pertinentes en la nómina, pero la cosa cambia si esa misma persona estuvo en ERTE y ganó 18.000 euros por su empleo más 4.000 por el ERTE porque tendrá que abonar en la Renta unos 1.600 euros.

Y cuando nos sale a pagar, ¿qué recomendaciones nos da José María Camarero, periodista económico?“Yo esperaría hasta los últimos días de plazo (30 de junio) para hacer la declaración porque así podemos ir ahorrando y planificando nuestra economía con el borrador de la renta y recordar que esas más de cuatro millones de personas que se vieron afectadas por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), pueden aplazar el pago hasta en 6 meses”, nos explica Camarero.

Otro aspecto que conviene recordad es qué gastos hay que incluir en la declaración de la Renta para que desgraven.

“En el caso de la Comunidad de Madrid tenemos muchas deducciones fiscales por alquileres, por los hijos, por los gastos educativos y por el cuidado de mayores. Estatalmente, también desgrava la hipoteca, el seguro del hogar y los planes de pensiones”, nos ha contado el periodista.

Y para ahondar más en este asunto, hemos contado con dos personas afectadas como Marcos y Macio.Marcos tiene 22 años, es de Madrid y trabaja en la industria del metal como fundador artístico. Durante el pasado mes de abril y mayo estuvo en ERTE por lo cual la declaración le sale a pagar 1.186 euros mientras que el año pasado con el mismo pagador y mismo sueldo, le devolvieron 300 euros.

Marcio, en cambio, continúa en ERTE desde marzo de 2020. “En 2020 solo trabajé en julio un mes y medio, y desde marzo de 2020 he estado en ERTE hasta ahora mismo. Soy teleoperador de una empresa hotelera de reservas y a nuestro sector el coronavirus nos afecta de lleno”, nos ha contado.

Al hacer el borrador de la declaración, Marcio se ha llevado la sorpresa de que tendrá que abonar 540 euros qué no sabe de dónde va a sacar: “no podemos pagar de golpe esa cantidad, así que tendré que pagarlo a plazos”.

Recordamos que la mejor recomendación es hacer el borrador lo antes posible para hacerse una idea de las cantidades que hay que pagar, en el caso de que así sea, y poder tomar la decisión de aplazar el pago o ahorrar en la medida de lo posible.