Vídeo: Telemadrid | Foto: Redacción

Víctor (18 años) recibirá la vacuna en EEUU antes que su abuela de 77 años en España

Comparando el ritmo de vacunación de Europa con el de Estados Unidos, vemos que hay mucha lentitud en el suministro de las dosis ya que, en EEUU, donde han superado todas las expectativas al alcanzar la cifra de 40 millones de personas vacunadas, es decir, el equivalente a prácticamente todo nuestro país.

Y es que los neoyorquinos de más de 30 años pueden vacunarse desde este martes y, tan solo un día después, en el estado de Tennessee, comienzan a vacunar a la población de más de 18 años.

En Florida o California la situación es muy parecida donde durante el mes de abril, los más jóvenes podrán empezar a inmunizarse algo impensable para los jóvenes españoles hoy en día.

La rapidez con la que va Estados Unidos hace pensar a los expertos que en abril cerca del 90% de la población tendrá acceso a la vacuna. Ese es el objetivo de su presidente, Joe Biden.

En España, sin embargo, llegaremos al verano con el 40% de la población vacunada, pero el objetivo del 70% llegará en septiembre. Actualmente, según datos oficiales del Ministerio de Sanidad, sólo el 5,5% de los españoles ha recibido la vacuna.

En Juntos hemos querido ver un ejemplo de los diferentes ritmos de vacunación en el mundo y por eso hemos contactado con Víctor, de 18 años, vive en Tenesse, EEUU, y le vacunan mañana contra el coronavirus. Este joven es español, pero se trasladó al otro lado del charco por estudios.

“Aquí todo lo del covid está yendo muy rápido y ya se está vacunando a todas las personas mayores de 16 años que se quieran vacunar, con cita o sin cita previa”, nos ha contado Víctor.

Mientras tanto, la familia de Víctor, que reside en nuestro país, sigue sin recibir la vacuna. Ni siquiera su padre, una persona inmunodeprimida porque le hicieron un trasplante de riñón.

La que tampoco ha sido inmunizada es Mara, de 77 años. Mara es la abuela de Víctor y todavía no ha llegado su turno para recibir ninguna de las dosis de la vacuna.

“Me crea un poco de intranquilidad porque sales de casa con miedo, no puedes abrazar ni besar a los tuyos, y estoy esperando a que me vacunen”, detalla Mara.

Mejores Momentos

Programas Completos