Los Alcatraces, del hampa a la élite del rugby

Tres delincuentes entrar a robar a una hacienda de Venezuela. Golpean al guardia de seguridad, pero son descubiertos. Alberto Vollmer, el dueño de la finca, les da dos opciones. O se comprometen a reinsertarse o los entrega a la Policía. Los delincuentes eligen la segunda opción, y el resto de su banda también. De esa decisión nace Los Alcatraces, un equipo de rugby que hoy es el mejor del país.

Anther Herrera pertenece al equipo: "Mi banda robaba, extorsionaba y no confiaba en nadie. Fuera de la banda, cualquier persona era nuestra enemiga. Al principio no creímos en la propuesta. Pensábamos que nos querían reunir para matarnos, pero aprendimos que el rugby es poder levantarse y tener una segunda oportunidad. Entonces yo no sabía nada de este deporte, pero hoy puedo decir que el rugby es lo mejor que me ha pasado en la vida".