Vídeo: Telemadrid | Foto: EFE

Los árbitros hacen balance

Carlos Velasco Carballo, presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA), ha ensalzado la actuación de los colegiados esta temporada y ha pedido "respeto y un poco de reconocimiento" a este colectivo porque "no todo puede valer".

Velasco, que hizo balance de la temporada junto a Carlos Clos Gómez, responsable del Proyecto VAR, aseguró que había sido una campaña "muy difícil" para el colectivo arbitral porque además de cuestiones como la pandemia se había creado "un ruido en el entorno mucho mayor del deseado y sobre todo del que es bueno para la competición", sobre todo en el tramo final.

"Durante la segunda mitad de la competición ha existido un clima de tensión y crítica que consideramos estaba muy por encima de lo que la realidad cada jornada justificaba", señaló el presidente del CTA, quien recalcó que esta campaña ha explicado a todo el mundo más que nunca aspectos técnicos y que desde dicha institución se había hecho un gran esfuerzo para atender a todo el mundo.

"Sin embargo, sentimos que se han generado polémicas tras grandes aciertos de los árbitros, tras excelentes intervenciones del VAR. Se han criticado nuestros errores, que los hemos tenido y tenemos la humildad de reconocerlo. Lo aceptamos, pero sentimos se silencian muchísimas buenas actuaciones".

"No todo puede valer. La autocrítica del colectivo arbitral es la base para poder mejorar. Si no ejercemos la autocrítica desde la máxima responsabilidad es imposible que el colectivo arbitral pueda crecer. (...) La critica externa nos ayuda a crecer, porque sin lugar a dudas todo colectivo necesita ojos externos. La visión interna puede estar contaminada y la externa te da otra forma de ver las cosas. La agradecemos y la escuchamos y reconocemos nuestros errores. Pero nos preocupa que se genere un clima en el fútbol español, que también es claramente una tendencia a nivel mundial, y es algo que debemos reflexionar entre todos y debemos entender el error del árbitro como parte del fútbol", declaró.

"Silenciar lo bueno del fútbol español no es bueno para el fútbol español", apuntó Velasco Carballo, quien insistió en que no se pueden "convertir aciertos en escándalos, y eso sucede en este país".

Por todo ello, indicó que desde el CTA piden "responsabilidad a todos los integrantes del fútbol", la misma que tiene el colectivo arbitral hacia los demás, y "respeto" hacia el mismo, algo que, según dijo, no significa que no exista la crítica, así como "reconocimiento".

Velasco Carballo comentó que, dentro de este clima, no se sienten solos: "Cuando uno se hace árbitro no se hace para ser el tío más popular del instituto, porque piense que va a firmar autógrafos y salir en portada de periódicos. Sabemos nuestro rol. La fortaleza del colectivo arbitral se la da la Federación Española".

"La fortaleza del colectivo es que el árbitro cada domingo pita lo que ve y se va a dormir cada fin de semana unos días feliz y otros días con lágrimas en los ojos, porque le duele mucho cuando se equivoca. La fortaleza es que pita lo que ve, y se la da su honestidad, el CTA y todos los que estamos aquí, les defendemos a muerte, creemos en ellos y tenemos en el corazón que somos árbitros, y nuestra casa, que es la Federación Española, afortunadamente nos defiende a muerte. Todo lo externo a eso, cuando uno se hace árbitro sabe que el día que sopla el levante se nos silencia, jamás se nos reconoce y cuando sopla poniente nos llueven de todos los colores", argumentó.

"Los árbitros somos fuertes como rocas, el CTA es una institución fuerte como el hormigón y la Federación nuestra fortaleza", añadió Velasco Carballo, quien tuvo palabras de agradecimiento para Luis Rubiales.

Así mismo, consideró que el colectivo arbitral ha demostrado ser "un grupo humano inquebrantable, honestos cada fin de semana", que trata de "hacerlo lo mejor posible, acertar en la gran mayoría de los casos" y que "no se ha dejado influir por nada del entorno".

Pese a todo este clima aseguró que seguirán haciendo esfuerzos desde el CTA para seguir explicando cualquier cosa a quien lo requiera y acercándose a clubes, jugadores y entrenadores y recordó que siempre atiende a los dirigentes que le llaman: "En el CTA hemos quitado la puerta y el timbre, y todo el mundo puede pasar".

Velasco Carballo hizo un repaso a aspectos positivos de la temporada, como los niveles de acierto muy elevados, la mejoría en cuestiones como sanciones en el juego brusco grave y conductas violentas, y la fiabilidad del VAR, que interviene porque "es un error claro y manifiesto".

En cuestiones en las que debe mejorar es en minimizar el número de errores que siguen produciéndose, en controlar mejor el tiempo añadido, en reducir el tiempo de intervención del VAR, en el control del comportamiento de jugadores en la grada y de entrenadores en los banquillos, así como continuar con la pedagogía sobre las reglas de juego y en la unificación de criterios.

Recuerdos

Velasco, quien tuvo un recuerdo expreso a las víctimas del covid-19 y aseguró que los colegiados han echado de menos a los aficionados porque "son una parte esencial del fútbol", recalcó el enorme esfuerzo de todo el colectivo en una "temporada extraordinaria, enormemente competitiva, como hacía décadas que no sucedía", "muy exigente desde el punto de vista físico competicional".

Resaltó que el nivel de arbitraje español queda reflejado en las designaciones internacionales, como la elección de Antonio Mateu Lahoz para la final de la Liga de Campeones y para la Eurocopa, donde habrá otro equipo de colegiados encabezado por Carlos del Cerro Grande, así como tres colegiados en el VAR, Juan Martínez Munuera, Alejandro Hernández Hernández y José María Sánchez Martínez, e Íñigo Prieto como AVAR.

En la Copa América, habrá otro equipo español liderado por Jesús Gil manzano y dos VAR, Ricardo de Burgos Bengoetxea y José Luis Munuera Montero, y en los Juegos Olímpicos estará como VAR Guillermo Cuadra Fernández.

Mejores Momentos

Más de Arbitraje