Vídeo: Telemadrid | Foto: Telemadrid

El talento innato del increible Sergio Paulet

Sergio Paulet nunca se había subido a un coche de carreras, pero un día le propusieron probar. Se puso el mono y el casco y se puso al volante de un coche que no conocía y un circuito que no conocía. Su talento innato le llevó a ser segundo.

"Fui a la Copa Cooper en el circuito Alcañz porque me apetecía algo un poco más serio, un poco a la aventura. No sabía ni qué tenía que hacer para sacarme la licencia", y solo fue superado por José Manuel de Los Milagros, piloto oficial BMW M.

Sin experiencia previa

De los Milagros le ofreció un puesto junto a él ya en un equipo profesional y quince días más tarde, Paulet hacía su primera carrera internacional: la Coppa Fiorio en Sicilia, campeonato internacional de 24h series, con un BMW M4 GT4 de más de 500CV. Fue segundo,

"No te deja indiferente, porque ves a una persona sin experiencia, con un coche y circuito desconocido hacer segundo es algo inaudito", reconoce Roberto Gómez, ingeniero de pista que ha ganado las 24h de Le Mans con Porsche.

Mejores Momentos

Más de motor