La apertura de las piscinas este verano depende de la regulación de las zonas comunes

Armando Prallong, presidente de la Comisión Sectorial de la patronal española de las Piscinas (Asofap), explica a Telemadrid que la apertura de las piscinas este verano “va a estar en función de la regulación que se establezca en las zonas comunes y en cuanto al aforo”, algo que en estos momentos no está determinado, ni por el Gobierno ni por las comunidades autónomas.

El cloro mata patógenos

“El cloro del agua es capaz de matar cualquier patógeno, incluso peores que el coronavirus –asegura Prallong- pero no todas las piscinas tienen los equipos necesarios para las medidas de seguridad, porque el problema es controlar el aforo”. A su juicio se debe hacer como en cualquier deporte, con control de temperatura y medidas de seguridad”.

Por eso cree Prallong que la apertura de las piscinas va a depender de la regulación que finalmente se haga, como, por ejemplo, “separar las entradas de las salidas o limitar las calles en las piscinas”.

Mientras, millones de españoles están pendientes de si podrán darse un chapuzón este verano, ya sea en la piscina privada, pública o en la del hotel. El gobierno no ha regulado medidas aún e incluso se desconoce la fecha de apertura de estos recintos.

Protocolo de medidas

Por ello, 240 empresas y asociaciones del sector se han unido para elaborar un protocolo que han remitido al Ministerio de Sanidad. Sugieren separación entre usuarios de dos metros, baños por carriles y aseguran que el riesgo de contagio es nulo si el agua está debidamente tratada con el cloro. Sugieren una reducción del aforo entre un 50% y un 75%, asegurando los dos metros de separación entre usuarios en las duchas de los vestuarios.

Se propone asimismo controlar dicho aforo con una serie de marcadores digitales disponibles para los responsables de las piscinas. También plantean la posibilidad de registrar la temperatura del usuario, bien por cámara térmica o termómetro láser, así como poner a su disposición bandejas desinfectantes de calzado y dosificadores de hidrogel de manos.

El Gobierno no ha regulado

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha llamado a la cautela y la prudencia antes de que pueda plantearse la apertura y el uso de las piscinas tras la crisis del coronavirus, y ha recalcado que en este momento "no se pueden usar". “En su momento daremos indicaciones si se pueden utilizar y en qué condiciones", dijo.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Piscina municipal