El pequeño Víctor camina con el exoesqueleto español para niños aprobado ya por la Agencia del Medicamento

  • Desarrollado por la investigadora e ingeniera Elena García Armada, el primer exoesqueleto pediátrico el mundo ya se puede comercializar
Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

Es un avance de la ciencia y la medicina que permitirá poder volver a andar a niños con parálisis cerebral o atrofia muscular. Se trata del exoesqueleto Atlas 2030, que ha conseguido el certificado de la Agencia del Medicamento y a partir de ahora se puede comercializar en hospitales y clínicas de rehabilitación.

Buenos Días Madrid ha estado con Víctor, uno de los 17 millones de niños en el mundo afectados por una lesión medular o una enfermedad neurológica. Tiene 6 años y a los 18 meses le diagnosticaron atrofia muscular espinal. Gracias a este exoesqueleto, puede caminar.

La mejor terapia

Se trata del primer exoesqueleto pediátrico del mundo. El proyecto es íntegramente español y está liderado por la investigadora e ingeniera Elena García Armada, fundadora de Marsi-Bionics. Han sido necesarios 8 años de desarrollo y de ensayos para dar luz verde al proyecto.

Elena García Armada explica a Buenos Días Madrid que “es un robot que se acopla al cuerpo del niño que no tiene capacidad para caminar, está lleno de músculos y sensores artificiales, es un robot con inteligencia artificial y detecta la intención de movimiento del niño. Eso permite que sea la mejor terapia para estos niños que no pueden caminar”.

Israel y Lola, los padres de Víctor, están encantados con que su hijo pueda jugar. El niño dice que hasta hace piragüismo y jockey y que le gusta ponerse de pie.

La felicidad de un niño

Hasta que empezó los ensayos con el exoesqueleto Víctor nunca había podido caminar o gatear. La madre dice que “aparte de que ha mejorado la movilidad también ha mejorado mucho anímicamente”. Víctor está feliz cuando se enfunda el robot y dice que se parece a Iron Man. Gracias al exoesqueleto ha podido activar los músculos y ejercitar la espalda, lo que ha permitido practicar por ejemplo el piragüismo o el hockey.

Es un robot que se acopla al cuerpo de una persona que tiene dificultades para caminar y trabaja en paralelo las articulaciones humanas con unos músculos artificiales que imitan el funcionamiento de la musculatura que está débil.

El dispositivo acoplado al cuerpo de la persona le ayuda a ponerse de pie y le da la fuerza que necesita para caminar. Son los pies y las piernas de aquellos que los tienen débiles. Un gran avance para niños con enfermedades neurológicas como Atrofia Muscular Espinal y parálisis cerebral.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Avances médicos