Reglas básicas para una cena de Navidad segura a pesar del coronavirus

  • Los anfitriones debería servir los platos y se aconsejan raciones individuales
  • Lo más saludable sería tener cubiertos o platos de papel
Simulación cena de Navidad
Simulación cena de Navidad |Redacción

La Navidad se ha topado con el covid y no queremos ser un Grinch y fastidiar las celebraciones familiares más esperadas y tradicionales. Pero debemos recordar que, en plena pandemia, hay que extremar las precauciones a la hora de sentarnos a la mesa con los que más queremos, para evitar contagiarles o contagiarnos si no es el círculo de convivencia habitual.

Mascarilla en todo momento hasta que nos sentemos en la mesa. Dejar la ropa en percheros individuales.

Nadie que esté enfrente del comensal debería ser de un núcleo conviviente diferente por los aerosoles.

El reparto de la comida en la cena de Navidad debería ser responsabilidad de una misma persona, encargada de repartir y manipular la comida.

El gel hidroalcohólico debería ser un elemento imprescindible en la mesa.

Los anfitriones debería servir los platos y se aconsejan raciones individuales o por burbuja, al conviviente.

Un encargado de repartir para evitar que se sirvan alimentos entre varias personas.

Lo mismo pasaría con los adornos navideños porque hay que evitar que la gente toque de más. Lo ideal es hacer una mesa lo más minimalista posible.

Platos y cubiertos de papel

Ir a lo mínimo e imprescindible en un año covid en el que lo más saludable sería tener cubiertos o platos de papel. “Podemos hacer unos juegos cromáticos ideales con materiales de plástico” nos asegura nuestra experta.

Y el brindis, mejor con un guiño. Sentido común en estas cenas navideñas por nuestra seguridad y la de nuestros familiares.