Las bajas por Covid se unen a los impuestos y acentúan el drama de las pequeñas empresas: “Estamos ahogados”

Foto: TELEMADRID |Vídeo: Telemadrid

La avalancha de bajas laborales por Covid hace mella en las empresas y muchas empiezan a tener retrasos en su producción. Solo en diciembre se han comunicado más de medio millón de bajas laborales y enero ha comenzado también con un ritmo alto.

La patronal madrileña advierte de que, según los datos de la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT), las bajas se han incrementado más de un "mil por cien".

Esta mala situación se vive en el Obrador La Capuchina donde la mayoría de los empleados están de baja por Covid. Carlos, uno de los responsables dice a Buenos días Madrid que “hemos caído los cuatro, la suerte que hemos tenido es que de los cuatro primero hemos caído los dos dueños de la empresa y luego los demás”.

"No levantamos cabeza"

“La campaña de Navidad se ha perdido –comenta Carlos- como se perdió la campaña de bodas comuniones y demás, hemos perdido comidas de empresa y las navidades enteras”.

La situación para estas empresas “se hace muy cuesta arriba –dice Carlos- se nos está haciendo muy duro, no levantamos cabeza, en cuanto viene una campaña especial que es de lo que vivimos las pastelerías, se nos viene abajo”.

Se queja de la poca ayuda que tienen los autónomos: “En las elecciones todo el mundo promete a los autónomos ayudas y demás, pero la realidad es que aquí no llega nada. Somos los perjudicados, tenemos que pagar impuestos, subidas de electricidad, de gasoil y estamos ahogados”.

Avalancha de bajas

Según datos de las mutuas de trabajo, en diciembre se iniciaron 566.200 bajas laborales de asalariados afectados por el Covid-19, frente a las 77.340 de noviembre y a las 29.054 de octubre.

Es decir, se han multiplicado por ocho, un 732% de incremento, si se compara con el mes anterior y por 21, 1.950%, en comparación con a octubre. El medio millón largo de bajas de diciembre suponen el 3,5% de los asalariados afiliados a la Seguridad Social en ese mes, 16,49 millones.

En la Comunidad de Madrid se han multiplicado por once en el último mes, "con el coste que esto implica para las empresas, que sufragan la prestación por incapacidad temporal de corta duración y que han de reorganizarse repentinamente casi a diario”, señalan en AMAT.

Mejores Momentos

Programas Completos

Más de Empleo