Cortylandia, 43 años haciendo felices a los niños

  • Una pareja de turistas alemanes pidió conseguir la canción de Cortylandia

Esta semana en el Madrid mazo guapo, la sección semanal que Nieves Ortiz coordina dentro del programa Buenos Días Madrid que presenta Ely del Valle, hemos hecho un repaso por la historia de Cortylandia, ese pequeño espectáculo musical que El Corte Inglés instala desde hace 43 años en la fachada trasera de su sede de Preciados, en la calle Maestro Victoria.

Fue en 1979 cuando se ideó como forma de promocionar la ampliación de esta cadena de grandes almacenes de Preciados. En aquella ocasión se utilizó un retazo de selva africana y una máquina de tren real que funcionaba en el parque de Atracciones de Madrid, ya que se quería dar al espectáculo navideño un toque a lo Walt Disney. Y desde entonces se ha convertido en toda una tradición en nuestra ciudad cuando llegan estas fechas.

El primer Cortylandia tuvo un tren del parque de atracciones

Quién conoce bien el trabajo que lleva detrás es Juan Luis Estévez, director de Arte de Cortylandia. Con él hemos conocido quién ha compuesto la famosa canción de Cortylandia (Álvaro Nieto), de la que hay versión en catalán y la anécdota de una pareja de alemanes interesada en tener encarecidamente el icónico tema. Juan Luis se la hizo llegar a través en formato CD.

Desde sus inicios, Cortylandia ha ido modificando su temática. De un año para otro se empieza seleccionando ideas que luego se trasladan al papel; de las posibles ideas se escoge una, que se desarrollará en 3D. Detrás de todos estos montajes hay un enorme despliegue técnico que acarrea el transporte e instalación de andamios, lonas y sistemas eléctricos, neumáticos y electrónicos. Los mundos de Cortylandia están hechos de madera, escayola, poliéster, poliestireno expandido, cables, tubos, etc.

Entre otras anécdotas Estévez nos ha contado que hay un niño madrileño que hace sus propias maquetas de Cortylandia.

Un niño madrileño quiere ser de mayor diseñador de Cortylandia

Bajo el título ¡Despierta Navidad!, este 2022 la protagonista es una gigante gramola mágica, que intentará despertar a la Navidad con su música y con ayuda de una banda formada por unos personajes muy especiales, desde un reno que toca la trompeta, hasta una pareja de osos flautistas o unos erizos que tocan los platillos.

De lunes a domingo hay pases horarios establecidos. Se recomienda consultar con antelación.