¿Desde cuándo y por qué se cambia la hora en el último fin de semana de octubre?

  • En la madrugada del 31 de octubre, hay que retrasar el reloj: a las 3.00 serán las 2.00 horas
La otra cara del cambio de hora
Nuevo cambio de hora en el último fin de semana de octubre

En la madrugada de este domingo 31 de octubre toca de nuevo cambiar los relojes y retrasarlos una hora. A las 3.00 serán las 2.00 horas. Una medida que lleva tiempo realizándose en toda Europa, siempre con algo de polémica. Repasamos un poco la historia de estos cambios horarios.

Las primeras disposiciones sobre el horario de verano se adoptaron en Europa en 1980 y desde el año 2000, con la mencionada directiva, quedaron establecidas las reglas que marcan su inicio en marzo y su finalización en octubre.

No te olvides: en la madrugada del sábado al domingo toca retrasar los relojes una hora
No te olvides: en la madrugada del sábado al domingo toca retrasar los relojes una hora
No te olvides: en la madrugada del sábado al domingo toca retrasar los relojes una hora

No te olvides: en la madrugada del sábado al domingo toca retrasar los relojes una hora

El cambio de hora empezó a generalizarse a partir de 1974, a partir de la primera crisis del petróleo, cuando algunos países decidieron adelantar el reloj para aprovechar mejor la luz del sol y consumir así menos electricidad en iluminación. Se aplica como directiva desde 1981 y ha sido renovada sucesivamente cada cuatro años.

Si bien, desde la aprobación de la Novena Directiva por el Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión en enero de 2001, el cambio se aplica con carácter indefinido. La Directiva está incorporada al ordenamiento jurídico español por Real decreto 236/2002, de 1 de marzo.

España, geográficamente, está ubicada en el huso UTC/GMT+1, como la mayor parte de Europa excepto Reino Unido, Irlanda y Portugal, que se mantienen en el UTC/GMT+0. Esta adscripción de huso es la que marca desde 1940 la "hora oficial" española, adelantada en 60 minutos a la "hora universal".

En la latitud de España, las horas de luz son las mismas, más o menos 10 horas en invierno y aproximadamente 14 en verano, pero no amanece o anochece a la misma hora en el este que en el oeste, pudiendo haber más de una hora de diferencia de un extremo al otro. Vigo (Pontevedra), por ejemplo, es la ciudad europea en la que más tarde anochece.

En España, el Ejecutivo creó una comisión de 14 'sabios' para determinar la conveniencia o no de eliminar el cambio de hora estacional y, en caso de decisión afirmativa, decidir qué horario era más adecuado, el de verano o el de invierno. La comisión presentó un informe en el que no llegó a ninguna "resolución concluyente", habida cuenta de la "gran cantidad de repercusiones de impacto" que tiene esta medida en campos como el económico o el cultural.