Un estudio de la UAM revela que una vida saludable protege de la pérdida de audición

  • No fumar o consumir alcohol de forma moderada pueden ayudar a retrasar o evitar la pérdida auditiva
Chica con auriculares
Chica con auriculares |EUROPA PRESS

Un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) ha demostrado que los estilos de vida saludables son un factor protector de la pérdida de audición, de forma que cuestiones como no fumar o consumir alcohol de forma moderada pueden ayudar a retrasar o evitar la pérdida auditiva.

La pérdida de audición es cada vez más temprana
La pérdida de audición es cada vez más temprana
La pérdida de audición es cada vez más temprana

La pérdida de audición es cada vez más temprana

El análisis se ha realizado teniendo en cuenta que la pérdida de audición afecta a millones de personas en todo el mundo y es una condición de salud asociada a mayor depresión, aislamiento social y demencia.

El estudio concluye que la adherencia a estilos de vida saludables disminuye el riesgo de pérdida de audición en las personas adultas, y llama a seguir investigando en esa línea para promover posibles mejoras en los diagnósticos.

Descubren cómo regenerar las células de la audición
Descubren cómo regenerar las células de la audición
Descubren cómo regenerar las células de la audición

Descubren cómo regenerar las células de la audición

Hacen referencia a cuestiones como no fumar, realizar un consumo de alcohol moderado, y tener unos altos niveles de actividad física, una alta calidad de dieta y un sueño óptimo, cuestiones que “son beneficiosas frente a la pérdida de audición”.

Los resultados del trabajo han sido publicados en la revista científica Mayo Clinic Proceedings, y se basa en el análisis de datos de más de 61.000 participantes en el estudio UK Biobank.

Los auriculares y el peligro de pérdida de audición
Los auriculares y el peligro de pérdida de audición
Los auriculares y el peligro de pérdida de audición

Los auriculares y el peligro de pérdida de audición

Las conclusiones apuntan a una "clara asociación" entre un incremento en la adherencia a un número de estilos de vida saludable y la disminución del riesgo de pérdida de audición, según explica el investigador y primer firmante del estudio Humberto Yévenes, quien recalca que “incrementar en número nuestros estilos de vida saludables reduciría el riesgo de desarrollar pérdida de audición en el futuro”.

El doctor y segundo firmante del estudio, Francisco Félix Caballero, añade que adherirse al menos a cuatro estilos de vida saludables “podría reducir en un 20 por ciento el riesgo de desarrollar una pérdida de audición clínicamente relevante”.

Consideran que el porcentaje de riesgo atribuible poblacional por no adherirse a ninguno de los cinco comportamientos de estilo de vida saludable es superior al 15 por ciento, concluye la doctora e investigadora sénior del estudio, Esther López.

Recomendamos