Seis de cada 10 personas con covid-19 tienen al menos un síntoma un año después

  • Sobre todo fatiga, dificultad para respirar e irritabilidad, según un estudio
Un médico atiende a un enfermo de coronavirus en el Hospital de Lyon Sur
Un médico atiende a un enfermo de coronavirus en el Hospital de Lyon Sur |EUROPA PRESS

Alrededor del 60% de las personas con covid-19 continúan con al menos un síntoma de esa enfermedad un año después de la infección, según un nuevo estudio presentado en el Congreso Europeo de Microbiología Clínica y Enfermedades Infecciosas, que se celebra en Lisboa (Portugal) desde el pasado sábado hasta este martes.

El estudio fue realizado por cuatro investigadores del Instituto de Salud de Luxemburgo y se basa en el seguimiento de 289 personas que contrajeron la covid-19 y con una media de edad de 40,2 años, a las que se dividió en tres grupos según la gravedad de la infección inicial: covid-19 asintomático, leve y moderado o grave.

A esas personas se las se invitó a completar un cuestionario detallado un año después con preguntas sobre 64 síntomas comunes relacionados con la covid persistente, así como otro sobre la calidad del sueño y otro sobre el efecto de los síntomas respiratorios en la calidad de vida.

Sanitarios con secuelas por la Covid piden que se les reconozca la enfermedad laboral
Sanitarios con secuelas por la Covid piden que se les reconozca la enfermedad laboral
Sanitarios con secuelas por la Covid piden que se les reconozca la enfermedad laboral

Sanitarios con secuelas por la Covid piden que se les reconozca la enfermedad laboral

Los investigadores encontraron que los síntomas de covid-19 que no desaparecen tras 15 semanas probablemente duren al menos un año. Entre un 25% y un 40% de las personas con esa enfermedad desarrollan síntomas persistentes que pueden afectar a múltiples órganos o incluso acarrear problemas de salud mental.

El 59,5% de los participantes tenía al menos un síntoma de covid persistente un año después de la infección inicial, principalmente fatiga, dificultad para respirar e irritabilidad.

Un tercio (34,3%) experimentó fatiga un año después; un 12,9% dijo que los síntomas respiratorios estaban afectando su calidad de vida y más de la mitad (54,2%) tenía problemas continuos para dormir.

EL DOBLE DE PROBABILIDADES

Los participantes con covid-19 moderado o grave tenían el doble de probabilidades de continuar con al menos un síntoma 12 meses después que los que habían sido asintomáticos. Haber tenido covid-19 moderado o grave también se asoció con más problemas de sueño un año después que ser asintomático (63,8% frente a 38,6%, respectivamente).

“Los participantes con una forma leve de la enfermedad aguda tenían más probabilidades que los que habían estado asintomáticos de tener al menos un síntoma al año y de tener problemas para dormir, pero en menor medida que aquellos con una enfermedad aguda moderada o grave”, apunta Aurelie Fischer.

Uno de cada siete participantes (14,2 %) apuntó que no podía imaginar cómo afrontar sus síntomas a largo plazo. La persistencia de los síntomas no se asoció con la onda pandémica.

El análisis también muestra que algunos grupos de síntomas tienden a ocurrir juntos, lo que sugiere que existen múltiples tipos diferentes de covid persistente.

Recomendamos