El Congreso mantiene en la nueva ley de tráfico el margen de 20 km/h para adelantar en carretera convencional

  • El Congreso aceptó este jueves esa propuesta del Gobierno en la nueva ley de tráfico, que enviará al Senado

La Comisión de Interior del Congreso ha aprobado este jueves la nueva ley de tráfico que mantiene la posibilidad que tienen los turismos y las motocicletas de rebasar en 20 km/h los límites genéricos de velocidad fijados para las carreteras convencionales en los adelantamientos.

La norma ha recibido 148 enmiendas, presentadas por todos los grupos parlamentarios salvo EH Bildu y el Grupo Mixto, y repartidas entre el PSOE y Unidas Podemos-En Comú Podem-En Marea (que presentaron conjuntamente 23), el PP (39), Vox (15), Esquerra Republicana (22), Ciudadanos (19), PNV (16), JxCat (10) y BNG (4).

El texto fue analizado durante tres reuniones de la ponencia de la Comisión del Interior del Congreso. Uno de los aspectos que había causado más controversia del proyecto legislativo del Gobierno era que la nueva Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial suprimía la posibilidad de que coches y motos puedan superar en 20 km/h el límite de velocidad en carretera convencional (es decir, de un carril por sentido y sin separación física entre ambos) al adelantar a otros vehículos. Una posibilidad que finalmente se mantiene en el texto final se mantiene al aprobar la Comisión una enmienda del diputado del BNG Néstor Rego.

La ley, que continuará en el Senado su tramitación parlamentaria al haber sido aprobada en la Comisión de Interior con competencia legislativa plena, penaliza con seis puntos conducir sujetando el móvil con la mano y con cuatro no hacer uso del cinturón de seguridad.

La Policía Municipal de Madrid inicia una campaña para el correcto uso de patinetes y bicicletas

Además, establece la obligatoriedad del casco para los patinetes eléctricos y recoge que a partir del 6 Julio del año del 2022 los conductores profesionales deberán disponer de alcoholímetros antiarranque, un sistema de control que impide poner el motor en marcha si se supera el límite legal de alcohol.

Dos de las principales novedades del proyecto del Gobierno no han generado rechazo entre los grupos parlamentarios: elevar de tres a cuatro los puntos a detraer por no usar el cinturón de seguridad, sistemas de retención infantil, casco y otros elementos de protección, y considerar como infracción grave utilizar mecanismos de detección de radares por el mero hecho de llevar en el vehículo esos dispositivos, lo que supone la pérdida de tres puntos en el carné.

Además, también se aprobará que sea infracciones graves (lo que acarrea una multa de 200 euros) parar o estacionar en carriles o vías ciclistas, conducir un vehículo teniendo el permiso de conducción suspendido como medida cautelar y que los motoristas usen un teléfono móvil usándolo con una mano o ajustándolo entre la cabeza y el casco.

También se aprobará que los conductores de coches tengan que cambiar completamente de carril cuando la calzada tenga más de un carril por sentido para las maniobras de adelantamiento de ciclistas.

Otros aspectos novedosos son los motoristas puedan llevar sistemas de comunicación y navegación homologados que estén integrados en los cascos, y que en las denuncias se reconozca que un empleado público puede controlar zonas de estacionamiento regulado con un número de identificación personal parecido al de los agentes de la autoridad.

Además, los diputados llevarán a la nueva ley la formación online de conductores, de manera que se reconoce que la enseñanza teórica pueda hacerse a distancia, así como los cursos de concienciación y sensibilización, en este caso “siempre que se asegure la interacción", según la redacción de una enmienda transaccional.