Consumo advierte de la presencia de leche no declarada en fideos instantáneos procedentes de China

  • Instant Noodle-Hot and Sour Flavour, de la marca Chongqing 
  • Han sido distribuidos en Madrid, Cataluña y la Comunidad Valenciana 
Edificio sede la Agencia España de Seguridad Alimentaria
Edificio sede la Agencia España de Seguridad Alimentaria |AESAN

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan), adscrita al Ministerio de Consumo, advirtió este miércoles a las personas con alergia o intolerancia a los componentes de la leche de la comercialización de los fideos instantáneos Instant Noodle - Hot and Sour Flavour, de la marca Chongqing y procedentes de China, que contienen este ingrediente a pesar de no estar incluido en el etiquetado y que han sido distribuidos en Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid.

Así lo anunció en una nota informativa en la que precisó que ha tenido conocimiento, a través de la Red de Alerta Alimentaria Europea (Rasff), de una notificación de alerta trasladada por las autoridades sanitarias de Países Bajos relativa a la presencia de leche no incluida en el etiquetado del lote 300372 de dicho producto, en su presentación de 110 gramos y con fechas de caducidad el 1 de julio, el 1 de octubre y el 1 de noviembre de 2022 y el 1 de marzo de 2023.

La información de la alerta deriva del protocolo de autocontrol de la propia empresa, que ha comunicado la incidencia a las autoridades competentes en cumplimiento de la legislación y con el fin de "no poner a disposición de la población alimentos no seguros", según la Aesan.

La agencia española puntualizó que la distribución inicial se ha realizado en Valencia, Cataluña y Madrid, si bien las investigaciones “continúan” y “no es descartable que puedan existir redistribuciones a otras comunidades autónomas”.

Esta información ha sido trasladada a las autoridades competentes de las autonomías a través del Sistema Coordinado de Intercambio Rápido de Información (Sciri), con el objeto de que se verifique la retirada de los productos afectados de los canales de comercialización.

Como medida de “precaución”, la Aesan recomienda a las personas alérgicas o intolerantes a los componentes de la leche que pudieran tener el producto afectado en sus hogares que se abstengan de consumirlo, aunque explicó que su consumo no comporta ningún riesgo para el resto de la población.

Recomendamos